ELN advierte de que operativos de búsqueda ponen en riesgo vida de rehenes

La dirección del frente de guerra Darío Ramírez Castro del Ejército de Liberación Nacional (ELN) fechó su mensaje en las “montañas de la Serranía de San Lucas”, ubicadas en el sur del departamento de Bolívar, norte de Colombia.

Según esta unidad del ELN, que integran 2.500 rebeldes de acuerdo al Gobierno, los seis eran empleados de la “Compañía Minera Canadiense Inversiones Kumi”, mientras que las autoridades habían sostenido que trabajaban para la minera Geo Explorer.

“En lo posible, el ELN tratará de salvaguardar la integridad de los retenidos, teniendo en cuenta que el vasto operativo emprendido por la fuerza pública pone en riesgo la vida de dichas personas y es responsabilidad del Gobierno, cualquier desenlace lamentable”, indicó en su comunicado la guerrilla.

A través de esta comunicación, el ELN especificó que fueron seis los secuestrados, aunque hasta ahora sólo se había conocido que el grupo estaba integrado por cinco personas: los geólogos peruanos Javier Leandro Ochoa y José Antonio Mamani, el canadiense Jernot Wober, y los colombianos William Batista y Manuel Zabaleta.

El ELN justificó este secuestro y otras “campañas político-militares” en su “lucha por la soberanía nacional, contra las multinacionales y las políticas entreguistas del Gobierno”.

“La Operación Soberanía y Dignidad se realiza en el marco de la defensa soberana de los recursos mineros que el gobierno nacional viene entregando a las compañías extranjeras, subsidiarias y contratistas a través de la locomotora minero energética, en franco detrimento del patrimonio y la soberanía de la Nación”, agregó.

Precisamente hoy, la Segunda División del Ejército informó de la detención de cuatro terroristas del ELN, que se suman a otros tres que habían sido capturados hace una semana. Los cuatro rebeldes detenidos hoy tenían en su poder documentos de los secuestrados, entre ellos, los pasaportes.EFE

Categoria: