Escándalos de abusos sexuales en la iglesia católica

Escándalos de abusos sexuales en la iglesia católica

Una serie de denuncias de abusos sexuales y el posible encubrimiento de estos casos, han afectado seriamente a la Iglesia Católica.

Casos históricos

Holanda: Miles de menores sufrieron abusos entre 1945 y 2010. Se identificaron a unos 800 sacerdotes como sospechosos.

Irlanda: 14.500 es la cifra de niños que sufrieron de abusos por parte del clero. Benedicto XVI acepta la renuncia de James Moriarty, obispo de Kildare y Leighlin, en Irlanda, implicado en una investigación sobre abusos sexuales a menores en la diócesis de Dublín.

Canadá: Más de 10.000 personas se declararon víctimas y se agruparon en 2002 para exigir una reparación.

Austria: Más de 800 casos fueron identificados como abusos. El cardenal de Austria, Christoph Schoenborn, asegura que el papa Benedicto XVI intentó investigar los casos de abusos de abuso de menores dentro de la Iglesia Católica pero que sus intentos fueron obstruidos por su antecesor Juan Pablo II.

Alemania: Desde 2010 surgieron cientos de casos, según un informe 2017 , al menos 547 exmiembros de un coro fueron víctimas de abuso entre 1945 y 1990.

Estados Unidos: 17.000 denuncias de personas que afirman haber sufrido de abusos sexuales por parte de 6.4000 miembros del clero entre 1950 y 1980. El número estimado de víctimas es de 100.000.

Malta : El papa Benedicto XVI en el 2010 se reúne con víctimas de abuso sexual en Malta. El pontífice les promete que la Iglesia Católica hará todo lo posible para llevar a la justicia a quienes resulten responsables de los abusos.

Últimos acontecimientos

Australia: Un arzobispo dimitió el 23 de mayo tras convertirse en uno de los más altos responsables de la iglesia declarado culpable de encubrir abusos sexuales a un menor.

Chile: 14 sacerdotes fueron suspendidos el 22 de mayo por presuntos abusos sexuales hace 10 años. 34 obispos presentaron su renuncia ante el escándalo. Elisa Fernández, excoordinadora de la pastoral juvenil de la diócesis de Rancagua, señaló que el grupo de religiosos implicado incurrió en "prácticas que no se conllevan con su condición de curas" con respecto a jóvenes de entre 15 y 29 años.

Sofía Torres

Categoria: