Escandaloso estudio desvela que las envolturas que utiliza Kinder pueden causar cáncer

Escandaloso estudio desvela que las envolturas que utiliza Kinder pueden causar cáncer

La organización Foodwatch ha sido la encargada de sacar a la palestra esta impactante noticia sobre el peligro cancerígeno que conllevan algunos envoltorios que utilizan determinadas marcas internacionales de chocolates.

Un titular que ha dado la vuelta al mundo a través de todos los medios de comunicación gracias a un estudio que desvela que envolturas de chocolates, como las que utiliza Kinder, pueden causar cáncer. Te contamos qué otras marcas se han visto afectadas.

El estudio llevado a cabo por Foodwatch

Un estudio y una noticia que han hecho saltar las alarmas en medio mundo debido a la gran comercialización y expansión de las marcas que se han visto afectadas en este enturbiado asunto.

En concreto han sido 20 los productos examinados, entre ellos diferentes tipos de chocolates y patatas fritas, de varias marcas conocidas internacionalmente. El resultado ha indicado que tres de estos 20 productos, donde se incluye el clásico "Kinder Sorpresa" (perteneciente a la marca Ferrero), deben ser retirados inmediatamente del mercado.

Las tres marcas de chocolates que se han visto involucradas en este asunto han sido los Dulces de Ferrero (productos Kinder), Lindt ( en concreto Fioretto con almendra y maní) y el Sun Rise de Rübezahl (incluyendo Aldi).

Según los resultados del estudio, los envoltorios de estos productos contienen altos niveles de hidrocarburos aromáticos derivados de aceites minerales (MOAH), los cuales están considerados como agentes cancerígenos, ya que se trata de un subproducto líquido obtenido a partir de la refinación del petróleo.

En un comunicado publicado por la organización Foodwatch, encargada de proteger los derechos del consumidor, se ha dejado claro que estamos ante un caso de negligencia grave por parte de los productores, los cuales ya han sido informados de los resultados de las pruebas pero quienes se han negado a hacerlas públicas.

Ya en el 2012 la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria sacó a la palestra, a través de una opinión científica, el peligro del consumo de alimentos que contengan o estén en contacto con minerales de hidrocarburos aromáticos, ya que pueden dañar el genoma humano y provocar mutaciones genéticas.

La respuesta de las marcas involucradas

La reacción de las distintas marcas de chocolates han sido de lo más variopinta. Desde la marca de Ferrero se ha asegurado que este tipo de aceites están presentes en casi todo el ambiente y que sus productos son totalmente seguros, pero no obstante confirma que ya están trabajando con sus proveedores para llegar a "soluciones técnicas".

Desde la internacional marca de chocolates Lindt, y a través de un comunicado enviado por la empresa, se ha asegurado que es un tema que se ha tomado muy en serio y que van a iniciar un plan de acción para minimizar al máximo el problema.
La tercera marca involucrada en el escándalo, chocolates Rübezahl, ha optado por el silencio como respuesta.

Desde la organización alemana Foodwatch se ha pedido la retirada inmediata de la venta de estos productos, aunque a día de hoy esto aún no ha ocurrido y se siguen comercializando, motivo por el cual Johannes Heeg, miembro de Foodwatch, en declaraciones al diario alemán The Local se ha encargado de advertir y denunciar el tema:

"Nosotros no recomendamos la compra de estos productos porque los niveles son, simplemente, inaceptables para el consumo".

"El productor es culpable de negligencia grave. En vez de quitar los chocolates del mercado y advertir a los consumidores sobre el riesgo, en Ferrero, por ejemplo, sostienen que todo se ha hecho de forma legal".

Fuente: Vitonica

LR