Skip to main content
Espectacular filmación de una caída libre en el Salto Ángel Venezuela

Espectacular filmación de una caída libre en el Salto Ángel Venezuela

A 979 metros sobre el nivel del mar, en medio de la selva venezolana, se alza imponente el Kerepakupai Vená, también conocido como Salto de Ángel, la catarata más alta de todo el mundo.

Este gigante de piedra toma sus aguas de la cima del Ayaintepuy o “montaña del diablo” la cual se alza a 2.535 metros, brindando una caída ininterrumpida de 807 metros en el Salto de Ángel.

Sin duda una vista impresionante que pocos humanos han podido contemplar en todo su esplendor, y que quien lo hiciera se enfrentaría muy seguramente a la muerte. Pero gracias a la tecnología y a los drones, hoy podemos observar y sentir una caída libre desde lo más alto de la catarata más alta del mundo, y presenciar el vértigo y la hermosa vista mientras descendemos por sus cientos de metros.

La espectacular filmación de una caída libre en la catarata más alta del mundo

Las imágenes fueron grabadas por el youtuber de viajes Ellis van Jason, quien estuvo disfrutando de una expedición de dos semanas a través de las selvas venezolanas.

“Tuve este hermoso país en mi lista de deseos durante muchos años”, dijo Jason en la descripción del video.

La espectacular filmación de una caída libre en la catarata más alta del mundo

“Mis amigos y yo exploramos la jungla durante días en bote, a pie, en helicóptero y dron para mostrarles algo único. Ahora abróchense sus cinturones de seguridad y disfruten del paseo por la cascada más alta del mundo”, agregó.

Lo primero que se observa en su grabación son los bosques de Auyantepury, un nombre que hace alusión a una meseta muy elevada. Es el más grande y famoso de todas las mesetas venezolanas, y su salto es uno de los más grandes atractivos turísticos del país.

La espectacular filmación de una caída libre en la catarata más alta del mundo

Cuando el dron de Jason llega al Salto de Angel el vértigo se vuelve real pues la cámara enfoca directamente hacia abajo, en una caída imponente que de sólo verla hace sentir la altura directamente en el estómago.

El dron cae lento, sin prisa pero sin pausa por la cascada, mostrándonos un paisaje que se abre a los pies del Ángel. Después nos arrastra a ras de suelo y las imágenes nos llevan nuevamente hasta lo más alto de la “montaña del diablo”.

Es un viaje espectacular, así como lo detalla Jasón en la descripción, un paisaje único y una aventura nada fácil de grabar, reseña infobae 

Hay que agradecerle a este aventurero y a su habilidad para controlar su dron el permitirnos vivir esta experiencia desde la comodidad de nuestras casas, y tener una de las vistas más majestuosas de nuestro planeta a tan solo algunos clicks de distancia. YS (Foto: Twitter)