Este #30mar se cumplen 172 años del tratado de paz entre Venezuela y España

Este #30mar se cumplen 172 años del tratado de paz entre Venezuela y España

El 30 de marzo de 1845, tras nueve años de gestiones por parte del Estado Venezolano, se suscribió en Madrid el Tratado de Reconocimiento de Venezuela como Estado independiente por parte de España. Al Alejo Fortique González, uno de los primeros diseñadores de la política exterior del país, le tocó dar impulsar el acuerdo, aunque la muerte lo sorprendió antes de que se concretara.

Después de la Batalla de Carabobo del 24 de junio de 1821, las autoridades realistas sostuvieron por varios años su tentativa de reconquista del territorio venezolano. En Maracaibo, por ejemplo, España se sostuvo hasta el 24 de julio de 1823, cuando fue liberada al imponerse los patriotas en la Batalla Naval del Lago.

También se negó España a entregar Puerto Cabello, cuyas fortalezas y ciudad debieron ser tomadas militarmente por José Antonio Páez en 1823. En medio de esas circunstancias, entre ambas naciones privó la ausencia de relaciones diplomáticas hasta 1845.

Desde 1821, y al menos menos hasta 1833, mientras reinó Fernando VII, resultó imposible cualquier negociación, por cuanto al monarca se le refería el reconocimiento de la independencia de las excolonias americanas sostenía: “Yo no puedo entregar lo que heredé de mis antepasados”.

Fue apenas en 1834, durante la regencia de María Cristina, cuando una delegación venezolana, encabezada por Carlos Soublette, pudo iniciar los primeros contactos con la corte de Madrid.

DILIGENCIAS PREVIAS

Soublette permaneció cerca de dos años en la España, sin lograr obtener el reconocimiento formal de Venezuela por parte de la Corona. Una medida que, ya concluidas las hostilidades, resultaba conveniente para ambas naciones en atención a intereses y nexos culturales. España, al lado de la herencia aborigen y africana, dejó su impronta en Venezuela en cuanto al idioma, la religión y otros elementos.

Por cierto que Soublette durante su estadía española acompañado de Daniel Florencio O’Leary hizo visita a Pablo Morillo, quien facilitaría al segundo valiosa documentación de Simón Bolívar tomada en la Batalla del Semen y otras acciones, y que serviría a O’Leary para sus Memorias de 34 volúmenes.

En todo caso, las diligencias de Soublette lograron cual fue la “reanudación del comercio directo entre los dos países” con mediación la mediación de Georges Villiers, conde de Clarendon, por entonces embajador inglés en la Península. El hecho redundaría en beneficios para ambos países; fue un primer paso.

Fuente: Correo del orinoco

AJV

Categoria: