Estudiantes de la USB protestaron frente a la Opsu

Estudiantes de la USB protestaron frente a la Opsu

Este martes estudiantes de la USB iniciaron la agenda de protesta con una movilización hasta la sede de la Opsu -en La Hoyada-, para exigir la transferencia de los recursos a la USB y cancelar la deuda que ésta mantiene con los concesionarios de los servicios de comedor y transporte.

Durante la asamblea general realizada hoy en horas de la mañana, Daniel Ascanio, presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la USB, explicó la crisis que atraviesa la Universidad y que mantiene suspendido el servicio de comedor – desde julio pasado-, y de algunas paradas de transporte –a partir del 1 de septiembre-, debido a la deuda con las empresas concesionarias.

Ascanio enfatizó que el pasado viernes las autoridades rectorales y de la Dirección de Servicios junto a los dirigentes estudiantiles, fueron convocados a una reunión con las autoridades de la Opsu y el Viceministerio del Vivir Bien Estudiantil, donde se plantearía la crisis que atraviesa la USB; sin embargo, representantes del organismo negaron la entrada a los estudiantes.

En consecuencia, los uesebistas acudieron a la sede del organismo en protesta y para hacer escuchar sus exigencias.

De acuerdo con Ascanio, en horas de la tarde de hoy está previsto que sean atendidos por la directora de la Opsu, Marjorie Cadenas.

Adicionalmente, en la asamblea los estudiantes acordaron solicitar -esta semana- una sesión del Consejo Directivo, donde se discuta la suspensión de las evaluaciones “hasta que estén dadas las condiciones”. De extenderse la crisis hasta semana 3 (30 de septiembre), proponen que el Consejo Directivo reprograme el trimestre.

Universidad abierta

En la asamblea también participaron el rector Enrique Planchart, la vicerrectora encargada Administrativa, Mariella Azzato y el presidente de la Asociación de Profesores, William Anseume.

Los uesebistas coinciden en que la Universidad debe mantenerse abierta y trabajando unidos todos los gremios para solventar la situación.

El profesor Planchart destacó que lo que se vive en la USB es un “apéndice de lo que se vive en el país”. Asimismo, manifestó su preocupación de ver cómo otros países avanzan de forma “gigantesca” y en Venezuela “vamos hacia atrás”.

También invitó a los estudiantes a no conformarse con esta situación y a actuar “con inteligencia” y sin exponerse.

Por su parte, la vicerrectora encargada Administrativa, Mariella Azzato, informó acerca de la reunión realizada ayer con las autoridades de la Opsu y el Viceministerio del Vivir Bien acerca de los servicios de comedor y transporte.

Comentó que la directora de la Opsu, Marjorie Cadenas, reconoció la deuda con el servicio de transporte reportada para mayo y junio, pero se desconoce la fecha de la transferencia de recursos.

Con respecto a la deuda de los servicios de comedor reportada en mayo por Bs. 106.330.100,00, la Opsu no reconoce el valor de la bandeja servida por la USB, a pesar de haber consignado un informe con la estructura de costos del mes. Adicionalmente, el costo de la bandeja reconocido será de Bs 350, lo cual implica una reducción en el aporte nutricional de cada bandeja servida.

Asimismo, señaló que dirigentes de los gremios de empleados (Atausibo) y obreros (Sutes) de la USB le informaron que se comunicarían con representantes del Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología y la Opsu, en busca de soluciones.

En su intervención, el profesor William Anseume consideró “intolerable” que la bandeja de comedor sea reconocida en Bs 350, por lo que propuso que el Consejo Directivo considere la reprogramación del trimestre. “Debemos actuar con inteligencia y prudencia y mantenernos unidos para defender los derechos de la Universidad y del país”.

Fuente: USB

SG

Categoria: