Europa apela al diálogo para que EEUU no abandone el tratado nuclear con Rusia

Europa apela al diálogo para que EEUU no abandone el tratado nuclear con Rusia

Los ministros de Exteriores de Alemania, Austria, Bélgica, Hungría, Lituania y Letonia apelaron hoy al diálogo para evitar que el tratado de desarme nuclear INF entre EEUU y Rusia deje de aplicarse, una situación que supondría un desafío para la seguridad de la Unión Europea.

EEUU amenaza con iniciar mañana el proceso de retirada del INF, que dura seis meses, tras acusar a Rusia de violar el tratado de eliminación de misiles de corto y medio alcance suscrito en 1987.

Washington dio a Moscú un plazo de 60 días para que destruyera un nuevo tipo de misil de crucero que supuestamente vulnera el acuerdo, mientras que Moscú insiste en que no ha incumplido sus obligaciones.

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, apeló al diálogo, ya que un mundo sin ese tratado sería "menos seguro", y propuso relanzar un nuevo debate internacional sobre desarme.

"El tema del desarme y la arquitectura de seguridad debe volver a la agenda internacional, no solo por EEUU y Rusia sino también por países como China y debido a nuevos sistemas de armamento autónomo, armas cibernéticas o robots asesinos", afirmó el jefe de la diplomacia alemana a su llegada a una reunión informal de ministros de Exteriores de la Unión Europea en Bucarest.

"Sobre esto no existe un marco internacional adecuado", insistió el representante germano.

Maas aseguró que Berlín quiere aportar a este diálogo "con una conferencia sobre desarme en marzo en Berlín sobre nuevos sistemas de armamento".

A su juicio, no se debe caer en una retórica de la Guerra Fría porque es un conflicto pasado y, por ello, "todas las respuestas dadas en esa época no son adecuadas para responder a los desafíos que tenemos ahora".

La ministra de Exteriores de Austria, Karin Kneissl, dijo que su país sigue con "especial preocupación" la situación.

"Las carreras armamentísticas no sólo elevan los riesgos, sino que cuestan mucho dinero", declaró a su llegada a la reunión ministerial en Bucarest.

También el ministro de Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, mostró su preocupación por la situación ya que una carrera de armamentos entre EEUU y Rusia perjudica especialmente a Europa Central.

"Hay una lección de la historia: cada vez que hay un conflicto entre Este y Oeste nosotros los centroeuropeos siempre perdemos", declaro el ministro magiar, que propuso "una cooperación pragmática" que garantice la seguridad.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Bélgica, Didier Reynders, también pidió "diálogo directo" con Rusia y con Estados Unidos para "evitar la proliferación" y hacer frente a lo que consideró un "verdadero desafío para la Unión Europea".

Con EEUU dijo que tratará el asunto en el marco de próximas reuniones de la OTAN pero también a nivel bilateral en Washington.
"Creo que la salida (del acuerdo) no es una buena solución, deberíamos poder retomar un verdadero diálogo", consideró, y confió en que EEUU "siga trabajando en ese diálogo con Rusia".

"No es saliendo del marco multilateral como vamos a tener más éxito en la lucha contra la proliferación", insistió.

A juicio de Reynders, hay que "intentar mantener un diálogo directo con Rusia como hacemos para muchos otros asuntos", y mencionó las discusiones sobre el conflicto separatista en el este de Ucrania, las conversaciones sobre cambio climático o el asunto del conflicto sirio.

También el jefe de la diplomacia de Luxemburgo, Jean Asselborn, aseguró que la Unión Europea tiene que ser un "mediador positivo" entre Rusia y Estados Unidos para evitar un rearme nuclear en el que, advirtió, Europa sería la perjudicada.

"Geográficamente, somos los perjudicados si un rearme está en el orden del día", dijo el ministro.

En lo que los ministros se mostraron divididos fue en atribuir la responsabilidad en la violación del tratado: mientras que Alemania y los países bálticos acusaron a Moscú de incumplirlo, otros socios como Austria o Hungría defendieron que la situación era más "complicada" que señalar solo a Rusia.

Turquía, cuyo ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, participa en la reunión como país candidato a entrar en la UE, pidió diálogo entre Rusia y EEUU.

"Los aliados apoyamos las políticas de la OTAN sobre ello y tenemos una política doble, disuasión y diálogo, pero creo que estos días necesitamos más diálogo para superar este tipo de problemas", sostuvo el ministro turco ante los periodista.

EFE / RA

Categoria: