Skip to main content
Expertos: Apertura de frontera colombo-venezolana no se dará de inmediato

Expertos: Apertura de frontera colombo-venezolana no se dará de inmediato

Como esperanzador ha sido recibido el anuncio del presidente electo de Colombia de abrir la frontera entre Norte de Santander y Táchira, a través del puente internacional Simón Bolívar, una medida que no obstante, según ha recalcado el propio Gustavo Petro, no se dará "de la noche a la mañana".

Así lo señaló a la Voz de América el director ejecutivo de la Cámara Colombo Venezolana, Germán Umaña, quien explicó “que tras tener un 2020 con el peor indicador comercial entre Colombia y Venezuela, que se situó en 220 millones de dólares, la apertura de la frontera por Norte de Santander permitirá a los dos países normalizar las actividades y recuperar en parte el mercado entre las dos naciones”.

El dirigente gremial señaló desde Bogotá que con la frontera abierta este año se podría alcanzar un intercambio comercial con Venezuela que oscilaría entre 800 y 1.200 millones de dólares, de lo contrario la cifra estaría entre 600 y 800 millones de dólares.

En los 2.119 kilómetros de la frontera entre Colombia y Venezuela que comparten 12 millones de personas, 6 millones en Colombia y 6 millones en Venezuela, los grupos al margen de la ley se han apoderado de la zona y han generado problemas de inseguridad que han afectado el poco comercio binacional que se realiza allí, de acuerdo con las autoridades de Norte de Santander.

Comercio entre Colombia y Venezuela

Por su parte el presidente de Asociación Nacional de Exportadores de Colombia (Analdex), Javier Díaz en diálogo con VOA ratificó que la decisión anunciada por el presidente electo, de reanudar relaciones diplomáticas con Venezuela resulta conveniente para los dos países.

“Uno no puede tener conflicto con los vecinos y cerrar todos los canales de comunicación, creo que mantener algunos canales abiertos, poder realizar consultas siempre resulta conveniente", dijo Díaz a la VOA. "En el caso de Venezuela, va seguir siendo nuestro vecino, Venezuela no se va a trastear y uno debe mantener estos canales abiertos para dialogar, esa parte política y diplomática es muy importante y eso debe traducirse en un mejoramiento de las relaciones comerciales”.

El comercio entre Colombia y Venezuela era muy activo, en el 2008 se logró exportar más de 6.000 millones de dólares de productos colombianos al vecino país e importar alrededor de 1.000 millones de dólares, es decir, el comercio bilateral era superior a los 7.000 millones de dólares, argumentó.

En el 2009 el presidente Hugo Chávez cerró el comercio y ahí empieza a caer, hasta llegar -hace poco- a 150 millones de dólares, y a partir de ahí se ha empezado a recuperar y hoy se ven unas cifras mucho mayores, dado que la economía venezolana se ha dolarizado y algunos empresarios colombianos están vendiendo productos alimenticios, de aseo, farmacéuticos, con pago anticipado en dólares, recalcó Díaz.

El comercio ha venido creciendo un poco después de la dolarización de la economía, lo que uno espera es que con un relacionamiento mucho más formal ese comercio pueda crecer y superar rápidamente los 1.000 o 1.500 millones de dólares, subrayó.

Las relaciones no se recuperan de la noche a la mañana Para el politólogo de la Universidad del Rosario, Ronal Rodríguez, la relación entre Colombia y Venezuela, uno de los temas de la campaña que había quedado absolutamente claro, era la necesidad de recuperar esa relación, lo cual no ocurre de la noche a la mañana.

“Es una relación compleja que tiene una serie de dificultades, incluso a pesar de que pueda haber cierta simpatía ideológica entre el nuevo presidente de los colombianos y el presidente del régimen venezolano”, explicó a la VOA el experto.

No es un cierre total, pero sí está afectando las dinámicas comerciales, especialmente las de Norte de Santander, que debe subir hasta La Guajira para poder llevar sus mercancías hasta territorio venezolano.

Hoy existe comercio bilateral entre los dos países, pequeño, pero existe y la apertura de la frontera dinamizaría el comercio binacional, el cual se interrumpió en el año 2019 con la instalación de contenedores sobre el puente en el lado venezolano. “Hay unos retos por delante, como la coordinación de las autoridades migratorias del lado venezolano la cual no se ha podido hacer efectiva durante el gobierno de Iván Duque, porque ha faltado voluntad política para presionar a las instituciones, y que se logre construir esa relación desde el 2 de junio del año pasado, cuando Venezuela anunció la apertura de la frontera”, expresó a la VOA.

Rodríguez recordó que hay unos retos en materia de infraestructura. Los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander pueden estar afectados, tras soportar el peso de los contenedores con los que el gobierno de Nicolás Maduro cerró la frontera del lado venezolano, lo que demandará un trabajo conjunto entre los dos gobiernos para recuperar la capacidad de estos pasos internacionales.

Según la lectura del analista, la apertura de la frontera -que se dará después del 7 de agosto- quedaría supeditada al puente de Tienditas, un paso que aún no se ha inaugurado y esto podría llegar a tener un impacto sobre la morfología de Norte de Santander por la distribución de vías comerciales.

Por su parte, Carlos Luna, presidente del Comité Intergremial de Norte de Santander, celebró la decisión y dijo a la VOA “que debe acelerarse la apertura de la frontera y no perder tiempo, ya que con la restricción lo que pasa es que se fortalece la acción de los actores ilegales en la zona que termina afectando la legalidad y la seguridad en la zona”.

Luna destaca que Colombia y Venezuela comparten una frontera de más de 2.000 kilómetros, lo que facilita el contrabando de mercancías y los actos delictivos de grupos al margen de la ley que delinquen en la zona.

Las fronteras están abiertas responde Duque a Petro

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, se refirió en Caracol Televisión al tuit que escribió, tras su diálogo con el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, en el cual anunció su decisión de abrir la frontera con Venezuela.

“Ese es un proceso, se ha destruido mucho, indudablemente hay problemas de todo tipo, represamientos de gestiones… normalizar las relaciones de la noche a la mañana es un proceso que debe partir, antes que nada, del bienestar de la gente, empezando por la de la frontera”, señaló.

Recalcó que “restituir plenamente los derechos humanos de la población que habita la frontera colombo venezolana al lado y lado es fundamental, que los estados puedan garantizar eso. Ellos pueden ayudarnos en la pacificación de Colombia y nosotros podemos ayudar en que no se violente a la sociedad venezolana”.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se refirió a la conversación con el presidente electo, a través de su Twitter: “En nombre del pueblo venezolano, lo felicité por su victoria. Dialogamos sobre la disposición de restablecer la normalidad en las fronteras, diversos temas sobre la Paz y el futuro próspero de ambos pueblos”.

Frente el anuncio de Gustavo Petro, el presidente Iván Duque, aprovechó su asistencia a un evento para responderle al nuevo presidente a través de los periodistas: “Me están diciendo que van a abrir las fronteras, yo estoy diciendo que las fronteras están abiertas”.

“Aquí lo importante es que nosotros sigamos garantizando, sobre todo del lado venezolano, que no haya convivencia con el terrorismo, porque allá está Pablito, allá está Antonio García y allá está Iván Márquez, entonces que los devuelvan, que los manden para que los capturen y los extraditen, para que demuestren a Colombia que hay voluntad de colaborar con nuestro país”, zanjó el mandatario. VOA (Foto: Voa) Informe21/LJ