Familia con 14 hijos fue objeto de estudio durante el #Superbowl

Familia con 14 hijos fue objeto de estudio durante el Superbowl.EFE

Luego de criar 13 hijos varones que en la actualidad tienen entre 2 y 25 años, y encontrarse a la espera de otro bebé, un matrimonio estadounidense recibió las cámaras de una televisión local en su hogar para "estudiar" el comportamiento de sus hijos durante el Super Bowl.

Durante la versión LII del Super Bowl disputada el domingo pasado, fueron seguidos de cerca por periodistas de Wood TV, la estación de televisión de Rockford, que quería saber cómo reaccionaban los varones del matrimonio de Jay y su esposa Kateri Schwandt durante la final del campeonato de fútbol estadounidense.

Alrededor de una mesa bien servida, todos discutieron y alentaron a su equipo favorito -triunfaron los Eagles de Filadelfia sobre los Patriots de Nueva Inglaterra- en medio del caos y conmoción a que están acostumbrados, pero esta vez la ocasión fue diferente porque el equilibrio masculino puede romperse en abril.

"Tal vez ahora sea una niña que me permita ver el otro lado del espectro, pues irá a las canchas como porrista y la tendré que acompañar a los bailes", expresó Jay Schwandt, un agente inmobiliario de la ciudad de Rockford, al norte de Gran Rapids, en Michigan.

"En mi casa abunda todo lo que pueda imaginar un padre de varones, desde equipamiento deportivo a instrumentos de caza, pesca y material para acampar", declaró Schwant a medios locales.

Su esposa Kateri, al igual que Jay, no desea saber el sexo hasta que se produzca el nacimiento.

Pero el tema se ha discutido en familia y aparentemente la madre se inclinaría por un nuevo varón, "para no salir de su zona de confort", manifestó Jay.

La familia se prepara para el recibimiento en una casa donde, a pesar del caos permanente, los padres manejan la actividad de los varones usando diagramas y colores.

"No esperamos grandes cambios financieros o logísticos", dijo Jay, quien mantiene a la familia con su negocio de bienes raíces comerciales.

"En cierto momento, tener tres hijos es lo mismo que tener diez, aunque el caos y el ruido sean mayores", agregó.

El primogénito, Tyler, nació cuando los Schwandt eran estudiantes en la Ferris State University de Big Rapids, Michigan.

Luego siguieron Zach, Drew, Brandson, Tommy, Vinnie, Calvin, Gabe, Wesley, Charlie, Luke, Tucker y Francisco.

La pareja dijo que les resulta difícil imaginar su casa sin un bebé, pero el decimocuarto, sea niña o varón, aparentemente será el último, porque "tenemos que cerrar la cuenta ya", aseguró el padre.

EFE
Por Informe21 / FL

Categoria: