Formas en que la tecnología está revolucionando la agricultura

Formas en que la tecnología está revolucionando la agricultura

La historia de la humanidad no se habría entendido, ni en lo económico ni en lo cultural, sin ese conjunto de técnicas y conocimientos para cultivar la tierra que se engloban en la agricultura. Es la forma de explotar los recursos naturales para la producción de vegetales, pastos y forrajes o fibras utilizadas en la industria textil, entre otras cosas. Es indispensable.

En su momento, supuso uno de los descubrimientos más importantes de la humanidad, lo que permitió que los pueblos se hicieran sedentarios tras una fase previa de almacenamientos de alimentos, y de retornos intermitentes al nomadismo. Miles de años después, el sector plantea retos que hay que asumir.

Los obstáculos, en gran parte, tienen que ver con la contaminación. Los desechos orgánicos, el nitrógeno y fósforomagnesio en agua dulce (ríos, lagos y acuíferos) o el uso de pesticidas, que afectan al suelo, al agua y al aire, son algunos de los problemas. Pero también lo son la erosión de los terrenos cultivables, la merma de minerales, el aumento en el nivel de salinidad de las zonas secas. El agotamiento y desertización de suelos y la búsqueda de nuevos está produciendo, asimismo, la deforestación de grandes bosques.

Las miras se tienen puestas en la innovación tecnológica, en cómo las nuevas técnicas se aplican al trabajo del agricultor para garantizar su sustento, para que el producto sea asequible y bueno para el consumidor y para no comprometer a las generaciones futuras.

Compras vía web

Nivel básico: una página web en la que encontrar suministros agricolas. Hablamos de lubricantes, recambios para tractores y resto de maquinaria agrícola, ferretería o materiales de riego, entre otras cosas, que se pueden encontrar fácilmente por marcas y modelos, ser compradas online de forma segura y recibidas por el agricultor.

El que los agricultores puedan tener una web para adquirir recambios agricolas no es una cuestión menor. Acceden a un catálogo más amplio de lo que ofrecen sus tiendas físicas más cercanas, pudiendo comparar precios y aumentar su margen de beneficios. Al fin y al cabo, que ganen dinero por el trabajo que realizan es fundamental para que continúen el ciclo, y para que el consumidor pueda tener acceso a más y mejores productos.

A la compraventa, además, se le suma el añadido de ser una práctica sostenible: al aprovechar algo que otro ya no necesita, pero que se encuentra en condiciones (un asiento para el tractor, una batería, recambios de iluminación, aditivos y sprays, filtros de aceite…) se le está dando una nueva vida útil a un producto que, de otra manera, acabaría en la basura. Eso sí, más vale recurrir a webs fiables.

Con internet, además de tener más opciones de comparar y un catálogo más amplio, también se tiene acceso a más conocimiento. Novedades en productos, servicios o legislación, posibilidad de acceder a otros profesionales para compartir experiencias y plantear dudas, revistas especializadas… Todo suma.

Apps para el campo

Las aplicaciones móviles ayudan a que el agricultor también use como herramienta un dispositivo que siempre lleva consigo, como es el teléfono. Es la inteligencia móvil aplicada al cultivo, y quien sabe de eso es Brioagro Technologies.

Brioagro es una herramienta creada para el agricultor, que funciona como un sistema de monitorización durante las 24 horas. Envía información al usuario en tiempo real sobre la principales variables en la que puede intervenir para mejorar sus cultivos, aumentando el rendimiento y maximizando, por lo tanto, las opciones de sacar beneficios de la producción. Es una aplicación que ayuda a tomar decisiones, AgTech en estado puro.

La empresa ha desarrollado y lanzado al mercado varias líneas de productos, entre ellas, ViTa, para controlar las constantes vitales del cultivo. En este se instalan unos sensores que miden la humedad, la conductividad y la temperatura del suelo, entre otras variables, y envían información al móvil, PC o tablet, según el dispositivo asociado.

Por otro lado, la línea AQUA es un “sistema de riego agrícola eficiente e inteligente, es decir, aporta agua cuando la planta tiene necesidad”, explica la empresa desde su web. Y eso puede repercutir en un ahorro de entre el 20% y el 40%, según la la propia compañía. Así, el agricultor puede gestionar, gracias a la app, el riego y fertirriego.

Viejas herramientas perfeccionadas

Además de las novedades, la tecnología también ha permitido que se mejore lo que ya había. McCormick, por ejemplo, presentará en la feria Agritechnica 2017, que se celebrará entre el 12 y el 18 de noviembre en Hannover, Alemania, su nueva oferta de tractores, basados en los conceptos de altas prestaciones, tecnología e innovación, según ha destacado la empresa.

En el equipamiento de serie, destaca el certificado ISOBUS para controlar los equipos compatibles con esta tecnología, lo que se hace a través de una pantalla táctil que da acceso a un menú navegable. También actualizaciones de software para ampliar las funcionalidades, desde cámara trasera para la visibilidad a automatismos a la última.

Con todo, se espera que la tecnología contribuya a una explotación eficiente que prevenga la sobreexplotación.

Fuente: Panorama

CC