Fukushima: por primera vez obreros entran en el local de un reactor dañado

Dos obreros ingresaron el jueves en el edificio del reactor número 1 para instalar un sistema de ventilación y reducir así el nivel de radiactividad, lo que facilitaría los trabajos de reparación. Luego fueron seguidos por varias decenas de personas.

"Enviamos a los trabajadores por pequeños grupos por una duración máxima de diez minutos para limitar el tiempo de exposición a las radiaciones" explicó Satoshi Watanabe, portavoz de TEPCO.

"Las radiaciones a las que fueron sometidos los trabajadores eran más débiles de lo que esperábamos", dijo más tarde Taisuke Tomikawa, otro portavoz de la compañía.

"Tenemos la intención de hacer funcionar el sistema de limpieza del aire durante algunos días para reducir el nivel de radiaciones a una vigésima parte del nivel actual en el interior del edificio", añadió.

Los circuitos de enfriamiento de la central fueron dañados por el sismo y el tsunami del 11 de marzo que devastó el noreste del archipiélago y causó, según el último balance oficial, 14.785 muertos y 10.271 desaparecidos.

Unas 80.000 personas fueron evacuadas de una zona de 20 km en torno a la central para evitar que estén expuestas a radiaciones demasiado importantes.

Cerca de dos meses después del sismo, la desolación impera aún entre los habitantes que perdieron todo en este accidente nuclear clasificado en el nivel 7, el grado máximo en la escala internacional de acontecimientos nucleares (INES).

El presidente de TEPCO, Masataka Shimizu, que acudió a presentar sus disculpas en un centro de evacuación temporal ubicado no muy lejos de la central, fue muy atacado el miércoles por varias personas que le reprocharon una falta de transparencia.

"Lo lamento de todo corazón. Haremos todo lo posible para que ustedes puedan volver a sus casas", respondió, arrodillado ante los refugiados.

Por su lado el primer ministro Naoto Kan indicó que el gobierno se pronunciaría a principios de 2012 sobre un eventual retorno a sus viviendas originales de las personas evacuadas.

"Si las obras avanzan como está previsto, deberíamos llegar a una situación relativamente estable a principios del año próximo. En ese momento determinaremos si las personas evacuadas podrán volver a sus casas, teniendo en cuenta las medidas (de radiación)", explicó.

Situada al borde del océano Pacífico, Fukushima Daiichi es una de las más antiguas centrales de Japón. Su primer reactor fue construido a principio de los años 1970. AFP

Categoria: