Galápagos restringe el ingreso a las islas de yogur producido en el continente

Galápagos restringe el ingreso a las islas de yogur producido en el continente

Gobierno del archipiélago ecuatoriano de Galápagos restringirá el ingreso de yogur producido en el continente, debido a que la oferta local es suficiente para abastecer a su población y a los operadores turísticos de la región.

Así lo informó hoy a Efe la ministra presidenta del Consejo de Gobierno de Galápagos, Lorena Tapia, quien aseguró que la medida tiene un fundamento económico, pero también atiende una necesidad ambiental.

Recordó que una Ley especial que rige en Galápagos establece que el archipiélago debe procurar el "autoabastecimiento" de alimentos, como medida para impedir la llegada de cargamentos que puedan poner en riesgo el frágil ecosistema de las islas, ubicadas a mil kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador.

Y es que "cuando llega carga del continente, pueden también llegar especies introducidas" en los buques, lo que pondría en peligro a los ecosistemas insulares, anotó Tapia

Es por ello, dijo, que el Consejo del Régimen Especial de Galápagos, tras un proceso de diálogo con productores, sectores sociales y entidades del Estado, resolvió restringir la entrada del yogur, un primer producto que ha sido analizado.

Los productores lácteos del archipiélago cuentan con "capacidad técnica, cumplimiento de normativa y suficiente oferta" para atender la demanda de la población local y del sector turístico, insistió la autoridad, tras recordar que el ganado que hay en Galápagos es de alta calidad.

Sin embargo, señaló que el sector se había quejado por la llegada de yogur del continente, pues ello suponía pérdidas de unos 51.000 litros de leche que se dejaban de utilizar por la falta de demanda del producto local.

En las áreas destinadas para la ganadería en Galápagos, según sus autoridades, hay 1.130 vacas que producen unos 47.300 diarios de leche, un "rendimiento adecuado que cubre la demanda local y del sector turístico", remarcó Tapia.

Además, precisó que la resolución supone la activación de una comisión interministerial que evaluará la medida y que podría, de manera eventual, por ejemplo en caso de sequías extendidas, permitir la llegada de cargamentos de yogur desde el continente.

De momento, el sector ganadero tiene la capacidad para abastecer "el cien por cien del mercado de yogur" local, subrayó Tapia que no descartó que otros productos que se producen en el archipiélago puedan ser regulados con este tipo de medidas. EFE / RA

Categoria: