El gobierno japonés espera anunciar pronto cuándo acabará la crisis nuclear

A la vez, el portavoz del Ejecutivo nipón, Yukio Edano, dijo hoy al gobernador de Fukushima (noreste de Japón), Yuhei Sato, que espera anunciar pronto cuándo concluirá la crisis de la planta nuclear que tiene en alerta al mundo desde el 11 de marzo.

Hasta ahora, el Ejecutivo japonés se había reconocido incapaz de poner una fecha al final de la alarma en la planta nuclear de Fukushima Daiichi, provocada por el devastador tsunami ocurrido hace algo más de un mes en la costa noreste de Japón que dejó sin sistema de refrigeración a sus reactores.

En su primera visita a la zona, Yukio Edano comunicó también al gobernador que "garantizar el bienestar y seguridad" de la población es la prioridad del Gobierno japonés.

La ciudad de Fukushima, donde está la sede del gobierno regional, dista 63 kilómetros de la planta de Fukushima Daiichi, cuyos reactores se quedaron sin sistema de refrigeración por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo, que causó 13.756 muertos y 14.141 desaparecidos en el noreste de Japón.

El accidente alcanzó el nivel máximo de 7 en una escala internacional, el mismo que el de Chernóbil en 1986, por el preocupante estado de los reactores 1, 2 y 3 de la central de Fukushima.

La situación en la central dista mucho de estar controlada y este viernes se detectaron altos niveles de radiactividad en el agua marina cercana al reactor 2, donde se cree pudo ocurrir una fusión parcial de barras de combustible nuclear.

Según la televisión pública NHK, en la zona se detectaron 230 becquerels de yodo radiactivo por centímetro cúbico, 6.500 veces más que el límite permitido.

Esa cantidad es aún así muy inferior a los 300.000 becquerels que llegaron a registrarse en las aguas marinas de la zona durante la primera semana de abril, superiores en 7,5 millones al límite legal.

La cadena NHK informó hoy, además, de que TEPCO espera tener listo en verano un nuevo sistema para refrigerar los tres reactores con problemas y drenar a la vez agua contaminada.

Se trataría de un nuevo sistema de refrigeración de los reactores 1, 2 y 3 que filtre el agua contaminada y la vuelva a lanzar a esas unidades una vez limpia.

Lo que ha ocurrido hasta ahora es que el agua fría que arrojan los operadores de TEPCO sobre los reactores se ha contaminado de sustancias radiactivas y se ha filtrado además a los edificios de turbinas y túneles cercanos.

Ello ha causado serios problemas a los esfuerzos de los técnicos por contener la emergencia y para deshacerse del agua radiactiva que inunda algunos de esos edificios. EFE

Categoria: