Hillary Clinton quiere ser una buena suegra, en público y en privado

"De alguna forma, Estados Unidos es como la suegra que nunca está satisfecha con nosotros", arrancó Shamama, cuya voz fue eclipsada por las carcajadas de la secretaria de Estado.
"Intentamos complacerte pero cada vez que vienes traes nuevas ideas y dices que no hacemos lo suficiente y tenemos que trabajar más duro", lamentó la espontánea, en alusión a las exigencias de Washington para que Islamabad luche contra el terrorismo.
Una vez repuesta del ataque de risa, Clinton contestó: "Ahora que soy suegra -desde que su hija Chelsea se casara el año pasado con el banquero Marc Mezvinsky-, entiendo totalmente lo que dices. Espero hacerlo mejor en público y en privado".
"Es una gran analogía que no había escuchado nunca", comentó una Hillary Clinton a la que no pareció disgustarle la comparación. EFE

Categoria: