El hincha que entró en el vestuario de Inglaterra, multado con 100 dólares

El hincha reconoció haber violado las reglas de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) en vigor en el interior de los estadios, "penetrando en una zona reservada sin acreditación", agregó el abogado.

Con el pago de la multa, la fiscalía abandonó el proceso judicial, que tenía que abrirse este miércoles, porque el aficionado "fue condenado en vista de las acusaciones dirigidas contra él", precisó el representante del abogado del Estado, Mthuzi Mhaga.

Furioso por el rendimiento de los pupilos de Fabio Capello en el Inglaterra-Argelia (0-0) en un partido de la fase de grupos disputado el 18 de junio, Joseph irrumpió en el vestuario del combinado británico y se encaró con David Beckham, miembro de la delegación británica.

En una entrevista con el periódico Sunday Mirror publicada dos días después del encuentro, el hincha afirmó que se había perdido cuando buscaba el baño.

Por su parte, Simon Wright podría haber ayudado al aficionado a esconderse cuando la policía lo buscaba. Este último dejó el estadio sin problemas antes de ser detenido dos días después del partido en un hotel de Ciudad del Cabo y fue puesto en libertad bajo fianza.

El jefe de la policía de Sudáfirca, Bheki Cele anunció el martes la detención del periodista del Sunday Mirror y expuso que hay "razones para pensar que el incidente fue orquestado".

"Mi cliente piensa que no hay ninguna base" para esas acusaciones, declaró en la audiencia William Booth, abogado del periodista, señalando que las delcaraciones hechas por Cele eran perjudiciales para su cliente. "Sus palabras han sido publicadas en el mundo entero y tendrán consecuencas sober el futuro de (su) cliente como periodista", explicó Booth.

El tribunal que se ocupa del caso del empleado del Sunday Mirror es uno de los 56 creados especialmente para juzgar rápido los casos vinculados al Mundial de fútbol.

Aunque Sudáfrica cuente con una nivel del criminalidad récord, con una cincuentena de homicidos al día, los nuevos tribunales se han pronunciado mayoritariamente hasta ahora en casos de delitos menores, como robo de ordenadores, fraude, conducción en estado de embriaguez o posesión de mariguana. Estos tribunales han pronunciado duras penas, que han alcanzado los 15 años de prisión por robo a mano armada. AFP

Categoria: