Homosexuales víctimas de la violencia en el deporte

Cerca de 9.500 personas, en su mayoría LGB (Lesbianas, gays y bisexuales), fueron preguntadas en este estudio realizado a iniciativa del comité organizador de un torneo internacional de rugby gay en Sidney. La mayor parte de ellos provenían de Australia, Gran Bretaña, Irlanda, Nueva Zelanda y los Estados Unidos.

Cerca del 19% de gays y el 9% por ciento de lesbianas declararon haber sufrido "violencia física", mientras que el porcentaje se incrementa si se trata de "violencia verbal": 27% en los hombres homosexuales y 16% en las mujeres. En general, solo el 1% de los encuestados, entre los que hay 2.500 heterosexuales, consideran que los homosexuales están "completamente aceptados" en el ámbito deportivo. La encuesta presenta también que la homofobia está presente de manera plausible en las tribunas.

Cerca del 78% de ellos también creen que las personas LGB "no estarían verdaderamente seguras" si mostraran sus preferencias sexuales. El 41% cree que las tribunas es el lugar donde con más facilidad hay muestras de homofobia y para un 21% son los cursos de educación física en la escuela.

- Influencia en el rendimiento -

"Algunas personas LGB pueden sobresalir en el deporte, pero otras se sienten obligadas a ocultar sus preferencias sexuales para continuar practicando el deporte que aman, vigilando cada que cosa que dicen o hacen", comentó Caroline Symons, especialista de este tema en la Universidad Victoria de Melbourne. "Todos estos esfuerzos para ocultar su identidad puede impedir el pleno disfrute de su deporte e influir en el rendimiento", añadió Symons, una de los siete especialistas en evaluar el estudio.

Los autores de esta encuesta utilizaron datos recogidos por la sociedad especializada en investigaciones sobre el mercado de deporte Repucom.

Grant O'Sullivan, otro investigador de la Universidad Victoria, señaló que las bromas homófobas realizadas en los terrenos de juego pueden tener el efecto de apartar a los homosexuales del deporte. "Muchos que hacen estas bromas en muchas ocasiones no quieren herir a la gente, pero pueden ser perjudiciales para a alguno que esté con problemas respecto a su sexualidad", dijo.

Robbie Rogers, exjugador del Leeds y actual miembro de Los Angeles Galaxy, es uno de los pocos futbolistas profesionales que declararon su homosexualidad y espera que este estudio promueva un cambio de mentalidad. "Cada deportista, cada aficionado, podría decidir no hacer comentarios homófobos, aunque sean humorísticos", comentó el futbolista.

AFP

NA

Categoria: