Incendios en California avanzan fuera de control

Más de 20 incendios están activos hoy en el estado de California y el peor, que afecta a una zona al norte de San Francisco, amenaza a cerca de 7.000 viviendas y ha obligado a evacuar a más de 13.000 personas, informaron hoy las autoridades .

Daniel Berlant, portavoz del Departamento Forestal y de Protección Anti-incendios (CAL FIRE), informó hoy de que más de 10.000 bomberos tratan de controlar los 22 siniestros activos.

CAL FIRE señaló en un comunicado que la grave sequía que sufre el estado hace que los fuegos avancen a un ritmo sin precedentes.

El propio gobernador de California, Jerry Brown, aseguró estos días que la combinación de la sequía con las altas temperaturas veraniegas hacen de la zona "un polvorín".

"Tan solo la semana pasada las cuadrillas de CAL FIRE respondieron a más de 300 incendios y este año, de hecho, CAL FIRE ha atendido más de 4.200 siniestros, 1.500 más que la media en esta época del año", indicó la agencia estatal.

Las autoridades meteorológicas prevén que los vientos y las tormentas con aparato eléctrico que se vienen repitiendo en la región desde la pasada semana continúen hoy y mañana, lo que complica la labor de los efectivos de lucha contra el fuego.

El incendio más grande en estos momentos, al que han denominado Rocky Fire, afecta a una zona agreste entre los condados de Lake, Yolo y Colusa, al norte de Sacramento y el área vitivinícola del valle de Napa, y afecta ya un área de más de 26 hectáreas, después de haber avanzado la pasada madrugada.

El número de evacuados supera los 13.000 y el fuego está controlado tan solo en un 12 %.

El incendio superó hoy las líneas de contención y abrió nuevos frentes tras cruzar el lunes la autopista California 20.
Las autoridades esperan sofocar completamente el incendio de aquí al 10 de agosto, aunque el hecho de que el siniestro haya desafiado la mayoría de simulaciones realizadas por ordenador ha generado preocupación.

"El fuego está quemando una zona que no había ardido durante mucho tiempo y la vegetación es extremadamente seca", afirmó la también portavoz de CAL FIRE Suzi Brady en declaraciones al diario Los Angeles Times.

Hugo Patino, jefe de la patrulla de lucha contra los incendios de la ciudad californiana de Modesto, aseguró en declaraciones a los medios locales que Rocky Fire "es la prioridad número uno en el estado", por lo que la mayoría de recursos están asignados a combatirlo.

Más de 3.100 personas trabajan para acabar con ese fuego, alrededor de un tercio del total que está desplegado por todo el territorio para frenar el avance de las llamas, que el 30 de julio se cobraron la vida de David Ruhl, un capitán del servicio de bomberos de Black Hills National Forest.

Ruhl desapareció ese día en horas nocturnas durante las primeras operaciones de contención de otro incendio, Frog Fire, en el Bosque Nacional de Modoc.

Los equipos de rescate hallaron a la mañana siguiente un cadáver en la zona que se cree que corresponde a Ruhl, algo que confirmará la autopsia que se realizará esta semana, según un comunicado publicado el domingo.

El condado de Trinity, cerca del límite fronterizo con Oregón, en el norte del estado, registra en estos momentos dos de los incendios más extensos del estado.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, expresó hoy la preocupación del Gobierno estadounidense con los incendios que abaten el oeste del país y destacó que el presidente Barack Obama recibió una actualización sobre la situación en la zona.

"La Casa Blanca seguirá vigilando de cerca la situación" desde Washington, indicó Earnest, quien recordó que hay más de 100 helicópteros intentando controlar el avance de los siniestros.

La gravedad de la situación llevó al gobernador de California a declarar el estado de emergencia en el estado la semana pasada.

EFE

ARB

Categoria: