Incertidumbre en el diario El Nuevo País por comunicación de expropiación de galpón

Rosales explicó que ayer una funcionaria de Fundacaracas, ente adscrito a la Alcaldía del municipio Libertador de Caracas (en poder del oficialismo) comunicó a la vicepresidenta de la empresa, Graciela Requena, que el galpón iba a ser expropiado para atender a familias que se encuentran refugiadas aunque sin ninguna orden por escrito.

"Nos dijeron que (la rotativa) está expropiada pero no pudieron presentar ningún documento. Se metieron 25 personas, la mayoría de la Policía de Caracas", indicó, al afirmar que la directora de Fundacaracas, Nelly Fernández, le comunicó la decisión a Requena y a través del teléfono de ésta se lo dijo a Poleo.

La directora de Zeta indicó que posteriormente llegaron los medios de comunicación y en horas de la noche las personas que habían entrado al lugar "simplemente se fueron".

"En este momento está una vigilancia privada, y hubo que traer un herrero para reparar las puertas", afirmó, al aclarar que no hay nadie en ese lugar en estos momentos.

Rosales indicó que en el pasado ya hubo una "revisión administrativa" que acabó con un cierre de unas horas de la Administración de El Nuevo País y que finalmente fue levantado alegando un "error" en la decisión.

El empresario y editor Poleo dijo hoy a Efe en Miami que el intento de expropiación era una "advertencia" por publicar un presunto acuerdo con Irán para construir una base de misiles.

"Lo podemos llamar una advertencia del Gobierno venezolano porque nosotros habíamos sido los únicos en informar sobre el acuerdo. Hay dos posibilidades: fue una operación intimidatoria o se arrepintieron porque la reacción de la opinión pública fue muy violenta", explicó.

Su periódico reprodujo el fin de semana un artículo del diario alemán Die Welt en el que se informa que el presidente Hugo Chávez habría firmado un acuerdo secreto con Irán para construir una base en la península de Paraguaná, a unos 120 kilómetros de la frontera con Colombia.

Rafael Poleo vive en Miami desde 2008 y tiene pendiente en Venezuela un proceso abierto por la Fiscalía después de que augurara en un programa de televisión que Chávez acabaría colgado como el dictador italiano Benito Mussolini. EFE

Categoria: