Increíble: Las autoridades de Nueva York quieren que los taxistas se vistan mejor

La ciudad dispone desde 1987 de un código de comportamiento y vestimenta para los taxistas que indica que no pueden llevar sandalias de dedo o chanclas, camisetas de tirantes, pantalones cortos, camisas ajustadas o cualquier otro ropaje inadecuado y por ello les puede imponer multas de 25 dólares.

En la práctica la posibilidad de recibir una multa por una vestimenta extravagante o inadecuada es prácticamente inexistente a la luz de los estilismos de algunos taxistas neoyorquinos, sobre todo en el verano.

"Hacer que se vistan de manera adecuada no es un objetivo que se pueda conseguir muy fácilmente", admitió el presidente de esa Comisión, David Yassky, al diario neoyorquino, aunque también subrayó que el objetivo "es comunicar a los taxistas que hay unas reglas de comportamiento y que se deben respetar".

El diario neoyorquino recuerda que desde 1996 hasta ahora la Comisión del Taxi ha emitido únicamente 42 violaciones al código de vestimenta por parte de esos trabajadores.

La mayoría de los taxistas de la ciudad son partidarios de llevar ropa cómoda para pasar una media de doce horas al volante, aunque también hay otros, los mejores vestidos, que consideran que cumplir un código de vestimenta es un paso positivo para el sector.

Yassky, no obstante, admitió de que son conscientes de que imponer una tendencia de moda a los taxistas "es una pérdida de tiempo" y tampoco se plantea la posibilidad de que lleven un uniforme, aunque es una idea que se ha barajado.

El diario recuerda que hacia principios del siglo XX los taxistas neoyorquinos iban impecablemente vestidos, con un uniforme similar al de los cadetes de la escuela militar de West Point, y que en 1925 la ciudad los obligaba a llevar gorra de plato, camisa blanca, corbata y abrigo. EFE

Categoria: