Indepabis aplica sanciones a inmobiliarias que cobran ilegalmente el INPC

De acuerdo con una nota de prensa del Ministerio del Poder Popular para el Comercio, actualmente ante el Indepabis han sido interpuestas más de 430 denuncias en contra de empresas constructoras de viviendas que operan en el Distrito Capital.

Entre ellas destaca la Urbanizadora Nueva Casarapa, Inversiones Martinique C.A, la Urbanizadora Gran Valle de Chara C.A y la Inmobiliaria Edifico C.A. Asimismo, la Promotora Inmobiliaria Campo Sol C.A, Promotora Suma 007 C.A, Terrazas de Guaicoco C.A, Grupo Ban País y Construcciones Hedsan.

A algunas de las referidas empresas el Indepabis ordenó la prohibición de enajenar y a gravar, mientras que a otras se le dio apertura a un procedimiento administrativo.

La jefa de la Sala de Conciliación del mencionado instituto, Desiré Brito, señaló que es alarmante la falta de cooperación de los representantes de las constructoras, debido a que en la mayoría de los casos estos suelen promover persistentemente la recaudación del INPC y no se retractan por los daños causados.

Acotó que una de las maniobras que utilizan los dueños de las constructoras es redondear e incluir el índice en el costo final del inmueble, por lo que el crédito registra un alza desproporcionada, aunque la vivienda no reúna las condiciones y características que justifiquen su costo.

Por su parte, la jefa de la Sala de Sustanciación, Milagros González, indicó que es tanto el afán de parte del negociador que éste obliga a cancelar el INPC y muchas veces amenaza al comprador con vender la vivienda, aún cuando ha quedado preestablecido bajo contrato su negociación.

La medida que prohíbe a estas empresas enajenar y gravar está contemplada en el artículo 118 numeral 4, de la recién reformada Ley de Defensa para las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios. Allí se prohíbe a las constructoras protocolizar algún documento del inmueble ya negociado o vendido.

Fuente:
ABN

Categoria: