José Grasso Vecchio, presidente de la LVBP: "Hemos crecido en todo"

¿A qué obedece la paridad que a estas alturas del campeonato muestran los equipos que integran la Liga Venezolana de Beisbol Profesional?
Creo que obedece a la combinación de varios factores. Uno de ellos es el formato todos contra todos al que regresamos hace unos años que, indudablemente, estimula la competencia que hemos visto más recientemente, donde ha habido situaciones de doble y hasta de triple empate. Pero me atrevería a decir que lo que estamos viendo esta temporada, no se había visto con antelación. Otro factor puede ser el roster de 32 jugadores. La gente resalta a los equipos grandes, Caracas y Magallanes, pero Tigres de Aragua, por ejemplo, es bien llamado el equipo de la década por los éxitos que ha tenido. Águilas del Zulia, Cardenales de Lara y Tiburones de La Guaira, son contendores de mucho peso y gran tradición, pero también hay equipos pujantes y en ascenso como Bravos de Margarita y Caribes de Anzoátegui. El beisbol de provincia ha crecido, se ha fortalecido.

¿Se ha profundizado el trabajo con el talento local? ¿Ha mejorado la gerencia y la organización de los equipos?
Ha habido una evolución del beisbol en Venezuela. No digo de la Liga, del ente propiamente dicho, sino de los equipos que la conforman. El desarrollo gerencial, el profesionalismo, en cada uno de los equipos cada vez es mayor. Todo ha crecido. La asistencia del público a los estadios, por ejemplo, se incrementó 80% en las últimas cinco temporadas. Este año ha sido el de mayor número de transmisiones televisivas en toda la historia de la Liga. Y, efectivamente, los jugadores venezolanos en Grandes Ligas obtienen cada vez más éxitos. Lo que retroalimenta a las nuevas generaciones; la búsqueda de nuevos valores se intensifica por parte de las organizaciones.

¿Qué impacto ha tenido el desarrollo del beisbol venezolano en Grandes Ligas?
Nosotros, y es algo que decimos con mucho orgullo, vamos a convertirnos en una potencia en jugadores a nivel mundial. ¿Quién iba a pensar hace algunos años que Venezuela iba a tener en picheo, que no era precisamente una de nuestras fortalezas, a figuras de primera línea como Johan Santana y Félix Hernández?
Se han cosechado éxitos en todas las posiciones, tanto defensivas como ofensivas. Es toda una retroalimentación y donde hay beisbol, en Asia, en Europa, en Centroamérica y por supuesto en Grandes Ligas hay venezolanos. Pero además este año Manuel Rodríguez, hecho en nuestra liga de beisbol profesional, se convirtió en el primer umpire venezolano en Grandes Ligas y tenemos más árbitros que van en ese camino. Hay una retroalimentación de aquí para allá y de allá para acá.

¿Qué conoce de la carrera de Rodríguez? ¿Qué expectativas hay?
Es una carrera hecha en la liga de beisbol profesional. El llegó prácticamente siendo un niño y desde sus inicios demostró una gran vocación por el arbitraje. Se desarrollo, creció y se formó en nuestra liga. Hemos hecho mucho énfasis en que nuestros árbitros asistan a cursos, a campamentos. Se les brinda toda la logística, todo el apoyo y las clases que requieran o puedan requerir en un momento dado. Efectivamente, tenemos un convenio con Grandes Ligas y el supervisor de ellos que trabaja en la actualización permanente de nuestro arbitraje, así como en la formación de nuestros árbitros, advirtió el talento de Rodríguez, quien luego de una carrera, se ha establecido con éxito en Grandes Ligas. El está abriendo camino a otros compañeros.

¿Las exigencias y el conocimiento de las reglas del beisbol son similares, tanto en Venezuela como Estados Unidos?
En líneas generales, las reglas son las mismas. Tenemos, como dije anteriormente, a un grupo de umpires decanos y con mucha experiencia en la liga venezolana, pero también tenemos a una cantidad apreciable de jóvenes, que en plena adolescencia manifiestan su deseo de estar allí. Ellos empiezan todo un proceso de formación teórico práctico, que se va consolidando todos los años y en donde se les da la oportunidad de interactuar con los umpires más experimentados, lo que fortalece su formación. Errores, por cierto, hay. Es bueno advertir que el beisbol es el deporte que tiene más decisiones arbitrales. Lo que pedimos nosotros es consistencia, ética y buen juicio en la aplicación de las reglas. Los errores sirven de casos de estudio, nos reunimos con ellos y los revisamos. No para crucificar a nadie. El error humano es una eventualidad que puede ocurrir.

En la más reciente Serie Mundial surgieron dudas alrededor de un batazo ¿faul o jonrón? Hubo una consulta. Los árbitros fueron a ver el video y se decretó el jonrón. ¿Cómo se va a implementar el uso de esa tecnología y de esos recursos en el arbitraje de la liga venezolana?
En cierta medida esos recursos, que todavía están en una fase experimental en Grandes Ligas, han resultado muy costosos, entre otras cosas, porque su uso responde a situaciones excepcionales. Debo aclarar que nuestros estadios son unos ancianos venerables. Se requieren salas en las cuales puedan verse múltiples tomas hechas desde puntos cercanos al home. Mi opinión es que si se demuestra que el costo beneficio lo vale, tendríamos que hacer ajustes físicos y tecnológicos. Se ha hecho un seguimiento permanente y, honestamente, creemos que no ha llegado el momento para eso.

Quizás una mayor asistencia de fanáticos a los estadios pudiera generar manifestaciones de violencia. ¿Se han presentado situaciones inconvenientes?
Nosotros estamos muy orgullosos de que las manifestaciones de violencia que se viven en otros deportes, e incluso en otros países, están muy lejanos a la familia del beisbol. En los estadios y al grito de fuera es el mismo público el que pone en alerta al personal de seguridad. Son casos muy excepcionales. Estamos muy orgullosos del comportamiento de nuestros fanáticos y quiero subrayar que la presencia de mujeres y niños también se ha incrementado en los estadios. El beisbol se ha convertido en un deporte familiar. Diría que hay igualdad de género y un buen comportamiento en los parques.

La Serie del Caribe ha permanecido prácticamente igual desde sus inicios, en 1945. ¿El mundo no ha cambiado?
Efectivamente, la Confederación del Caribe la componen cuatro países (México, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela). Colombia tiene derecho a voz, pero no a voto. ¿Por qué tiene una categoría, digamos, especial? Porque el beisbol no está tan desarrollado en Colombia. El convenio que tenemos con ellos establece que una vez que se equiparen entran como miembro pleno. Pudiera haber un equipo de Centroamérica, con jugadores de Panamá y Nicaragua. Es una posibilidad. Nos gustaría que Cuba regrese a la Confederación del Caribe. Ha habido contactos y creo que hay interés. Pero es un tema complejo, porque el país que se incorpore y asista a la Serie del Caribe tiene que ser anfitrión en el momento que le toque.

¿Es una cuestión de costos?
Desde luego, ellos tendrían que evaluar los costos que significa organizar la Serie del Caribe, que en alguna medida, el país organizador logra resarcir a través del patrocinio y las entradas. El beisbol cubano es un atractivo muy importante. Es un tema de interés para la Confederación, que tiene que renovarse e incorporar más países.

¿Por qué no hay más intercambio con países como Japón y Corea del Sur?
En ese punto intervienen temas de costos, temas de agenda y el hecho de que si bien nuestra temporada es corta, a su vez, es muy intensa.
El campeonato mundial de beisbol ha dejado un sabor agridulce.

En una oportunidad se organizó para que la final la jugaran Estados Unidos y República Dominicana, cosa que no se dio y lo otro es que los equipos de Grandes Ligas no autorizan la participación de algunos jugadores. ¿Qué sucede?
Hay dos posiciones que se están manifestando y realmente hay razones de peso que deben considerarse. En el beisbol hay dos posiciones que tienen un desgaste muy fuerte, fundamentalmente los pitcheres y los catcheres. El acuerdo que rige las relaciones entre la Major Beisbol League y las ligas del Caribe donde más limitan es allí, por el tema del desgaste físico. Lo que se busca es proteger al jugador. Un pitcher que participe en un torneo sin la debida preparación puede poner en peligro su carrera o tener inconvenientes o un mal año. Lo que voy a decir no prueba nada, pero hay quien dice que la mala temporada que tuvo Johan Santana coincidió con su participación en el clásico mundial. Es algo muy polémico, pero forma parte del debate. Lo cierto es que hay restricciones pensadas para proteger la carrera de un individuo. Hay jugadores en lista de fatiga extrema. Eso es una realidad. Lo otro es que hay jugadores que deciden pasar más tiempo al lado de sus familias y esa es una razón humana que los fanáticos tenemos que entender.

Registro verbal

El fenómeno climatológico impacto severamente el calendario de la actual temporada de beisbol. En los días más intensos de lluvia se suspendieron varios partidos y la gran interrogante era si el campeonato iba a concluir felizmente. "Para nosotros lo más lamentable fueron las víctimas humanas y los grandes destrozos que causaron las lluvias", afirma José Grasso Vecchio presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. "En varios estadios se conformaron centros de acopio y se han realizado aportes y otras actividades para contribuir con nuestra ayuda en una situación en la que tenemos que ser solidarios con nuestros compatriotas".

De acuerdo con Grasso Vecchio, la suspensión de juegos "también se convirtió en un récord en 65 años de historia de beisbol profesional en Venezuela.

A la fecha se han podido reprogramar todos los partidos pendientes y consideramos que tenemos la situación bajo control".

El único juego, al que no le han fijado fecha, corresponde a un encuentro entre Bravos de Margarita y Tiburones de La Guaira. De hacer falta ese juego, como parte del escenario más complejo que vemos hoy, se realizaría el 2 de enero, con lo cual el round robin, en vez de empezar ese día, arrancaría el 3".

Las lluvias han significado una reprogramación del calendario que ha significado para los equipos costos adicionales en logística y traslados. "Algunos equipos han tenido que contratar vuelos charter", admite Grasso Vecchio. "El lunes pasado, por ejemplo, Águilas del Zulia tuvo que trasladarse a Margarita para reponer un juego pendiente con los Bravos; Magallanes y Águilas se trasladaron al estadio La Ceiba de Puerto Ordaz para cumplir una fecha suspendida, digo esto
por mencionar solo dos casos. Algunos han dicho que debimos empezar la temporada antes. Yo no le quiero hacer competencia al Inamet, yo respeto el trabajo de las personas que estudian y pronostican las condiciones del clima".

Su perfil
José Grasso Vecchio. Caracas, 1951

Abogado por la Universidad Católica Andrés Bello. Especialización en Economía y Finanzas por la Universidad de Texas y la Universidad de Filadelfia (Estados Unidos) Director de Softline, firma consultora del sector bancario. Director de la Asociación Bancaria de Venezuela. Presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y columnista de Ultimas Noticias.

Fuente: Hugo Prieto/ http://www.ultimasnoticias.com.ve/Noticias/Jose-Grasso-Vecchio---Hemos-c...

DJ

Categoria: