Juez inspecciona la zona de la masacre en 1982 perpetrada por Ejército salvadoreño

Juez inspecciona la zona de la masacre en 1982 perpetrada por Ejército salvadoreño. Foto:EFE.

Un juez de El Salvador inspeccionó hoy, junto a representantes de la Fiscalía y organizaciones sociales, la zona en la que el Ejército asesinó a más de 200 civiles desarmados en 1982, conocida como la masacre de El Calabozo, para levantar un registro del lugar.

El director de Derechos Humanos de la organización Cristosal, David Morales, aseguró a la prensa que el acto judicial es "positivo" y "una luz" para las víctimas que "la Justicia se esté activando".

"Las diligencias que tuvieron que ordenarse después del crimen se están haciendo 36 años después, pero en este tipo de crímenes contra la humanidad no se permite prescripción ni amnistía" y "siempre es buen momento para la Justicia", acotó el representante de Cristosal, que junto a la organización Madeleine Lagadec apoyan a las víctimas.

Morales, ombudsman de El Salvador entre 2013 y 2016, señaló como uno de los responsables de esta masacre al exministro de la Defensa José Guillermo García, deportado en enero de 2016 de Estados Unidos, donde fue juzgado en un tribunal civil y condenado a pagar 54 millones de dólares.

También involucró al exjefe de la Fuerza Aérea Juan Rafael Bustillo, quien junto a García es procesado en otro tribunal por la masacre de 1.000 campesinos en El Mozote en 1981, y al exdiputado Sigifredo Ochoa Pérez.

La inspección fue ordenada por el Juzgado de Primera Instancia de la localidad de San Sebastián, cercana al lugar de la masacre, y la acompañaron peritos de la Fiscalía y la Policía, quienes tomaron fotografías y medidas del terreno mientras un testigo relataba los hechos.

"No se olvida en la memoria ni en el pensamiento de que aquí fue un lugar difícil", relató a los expertos Amado Carrillo, un agricultor de 78 años y quien aseguró que vio cómo los miembros del elite Batallón Atlácatl masacraron a cientos de pobladores, principalmente niños y ancianos.

El 15 de noviembre pasado, el Constitucional ordenó la reapertura de la investigación sobre esta masacre, perpetrada en la localidad de San Esteban Catarina, a más de 59 kilómetros al este de San Salvador.

La reapertura fue en respuesta a un amparo presentado por un sobreviviente y familiares de las víctimas de la masacre contra una jueza que en el 2006 negó el "desarchivo" del proceso penal iniciado en 1992.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad, el 7 de agosto de 1982 el batallón Atlacatl inició un "vasto operativo militar antiguerrillero" con unos 6.000 hombres.

Los pobladores de las localidades huyeron de sus casas "por miedo a los bombardeos y a la violencia de los soldados" y se congregaron en el sitio, donde "fueron ametrallados" a mansalva.

Durante los 12 años de guerra, en los que se enfrentaron la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ahora en el poder como partido político, y el Ejército de este país, financiado por Estados Unidos, murieron unas 75.000 personas y desaparecieron otras 8.000. EFE / NEG.

Categoria: