La Asunción de fiesta por su santa patrona

La devoción mariana del pueblo asuntino se puso de manifiesto con la celebración de las festividades en honor a Nuestra Señora de la Asunción, que inició con una misa solemne oficiada por el presbítero Darío Salazar, administrador diocesano de la Diócesis de Margarita, seguida por una sesión especial de la Cámara de Arismendi.

En esta celebración, al igual que en Semana Santa, la religiosidad de los asuntinos se pone de manifiesto, cuando sitúan a la imagen de Nuestra Señora de la Asunción en el centro de la festividad.

Las autoridades locales de Arismendi, Richard Fermín; y de Díaz, Marisel Velásquez, acudieron a esta misa solemne, al igual que la secretaria de Gobierno, Milka Olivero y el presidente del Consejo Legislativo, José del Carmen Millán, quienes junto al pueblo asuntino y margariteño mostraron su devoción en esta celebración, donde renovaron su fe y esperanza.

En la sesión especial con el cuerpo edilicio capitalino y la directiva del Comité de las Festividades en Honor a Nuestra Señora de la Asunción, el mandatario municipal hizo votos por reafirmar la asuntinidad como valor indiscutible de la capital del estado, donde además reconoció que estos espacios deben ser entendidos como momentos de encuentro ciudadano y reflexión.

Celsa Díaz de González fue la encargada de disertar sobre la celebración de la patrona, que a su juicio los lleva a renovar las ideas sobre la preservación de los valores de la ciudadanía, sobre todo en aquellos que han servido como pilares de la sociedad por sus méritos culturales, cívicos, éticos y sociales, como la maestra Magalis Josefina Gil de Tabasca, a quien honraron en la sesión especial.

Para González, Gil de Tabasca es una mujer cargada de grandes valores, cuya visión de vida ha sido siempre hacer el bien, y luchar para que sus hijos y alumnos pudieran convertirse en profesionales y ciudadanos ejemplares.

Significado de La Asunción

La Asunción de María o Asunción de la Virgen es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología católica y de las iglesia ortodoxas de Oriente, de que la Madre de Jesucristo fue llevada al Cielo en cuerpo y alma después de terminar sus días en la Tierra, por no tener mancha o corrupción alguna de pecado. El 1º de noviembre de 1950, el papa Pío XII, basado en la Tradición de la Iglesia Católica y tomando en cuenta los testimonios de la liturgia, declaró solemnemente como dogma de fe la Asunción de la Virgen María.

Fuente: Sol de Margarita / LD

Categoria: