La India enciende velas durante nueve minutos contra la oscuridad de COVID-19

La India enciende velas durante nueve minutos contra la oscuridad de COVID-19

A las 9 de la noche y durante nueve minutos, los indios apagaron hoy las luces de sus hogares y se asomaron con velas a balcones y ventanas para combatir la oscuridad del coronavirus, tal como pidió a sus compatriotas en estos momentos de confinamiento el primer ministro de la India, Narendra Modi.

En el momento de apagar las luces y encender las velas "experimentaremos el superpoder de la luz, iluminando claramente el propósito común por el que todos luchamos. En esa luz, en ese brillo, en ese resplandor, ¡veamos en nuestras mentes que no estamos solos, nadie está solo, 1.300 millones de indios estamos comprometidos en un propósito común!", pidió el viernes Modi.

Y el reloj marcó las 9 de la noche (15.30 GMT) y millones de indios apagaron las luces de sus casas y se asomaron a ventanas, terrazas y puertas para aportar su grano de luz, armados con velas o con las tradicionales "diyas", lámparas de aceite rituales que durante la mayor festividad hindú, el Diwali, se emplean para mostrar al dios Rama el camino de regreso a casa tras derrotar al demonio.

También se escucharon cánticos religiosos, el sonido de campanillas y la explosión de fuegos artificiales, a lo que se sumó, a las 9.09 de la noche, un aplauso unánime.

Faltan aún nueve días para que se cumpla, el 14 de abril, las veintiuna jornadas de confinamiento obligatorio para detener la expansión del coronavirus, que ha causado en la India 3.219 infecciones y 83 muertes, unos datos todavía relativamente bajos.

Creencias

En un país profundamente religioso y en el que para el hinduismo la numerología juega un importante papel hasta el punto de marcar el día de una boda o cuándo inaugurar un negocio, a nadie se le ha escapado la insistente repetición del 9 en la llamada de Modi.

Este número está relacionado con el planeta Marte, con todo su significado bélico y combativo, un espíritu de lucha y liderazgo para hacer frente a estos momentos adversos.

Así, subrayó el primer ministro, el acto de hoy sería una experimentación de "la grandeza, la majestad y la divinidad de esta fuerza colectiva" presente en el país de la espiritualidad. EFE

IR

Categoria: