La ONU reporta la destrucción de 36 toneladas de droga en Bolivia durante el 2017

La ONU reporta la destrucción de 36 toneladas de droga en Bolivia durante el 2017. Foto: EFE

Bolivia aplicó más de medio millar de actos de destrucción de drogas ilegales en las que se incineraron más de 36 toneladas de cocaína y marihuana en 2017, informó este miércoles la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC en inglés).

El representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan, detalló que el año pasado se destruyeron 13.745 kilos de cocaína base, un 13 % más que en 2016, 3.384 de clorhidrato de cocaína, un 78 % menos, y 18.692 de marihuana.

En el acto participaron también el ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero, el comandante general de la Policía Boliviana, Faustino Mendoza, y representantes de la cooperación danesa y la Unión Europea.

Las cifras forman parte del informe que eleva el organismo anualmente y que mostró que la mayoría de los operativos de incineración de sustancias controladas se produjo en los departamentos de Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este).

El informe da cuenta que durante el año pasado hubo "mayor incautación de drogas ilegales pese a un menor número de operativos" por parte de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de Bolivia respecto a 2016.

Según la información proporcionada por el organismo, se realizaron 533 actos de destrucción de drogas a cargo de la fuerza antidrogas del país andino y la Fiscalía, aunque la presencia de la UNODC se remitió a 182.

La UNODC identificó también una "mayor actividad de narcotráfico" en Santa Cruz y Cochabamba, la "falta de un registro de drogas sintéticas", la existencia de un parque automotor "obsoleto" de la fuerza antidroga e "insuficientes pruebas de campo" previas a los actos de incineración de estupefacientes, entre otras cuestiones.

El organismo pidió a las autoridades boliviana trabajar en los aspectos señalados.

Por contra, el ministro Romero resaltó la necesidad de que la Policía aplique "mucha más vigilancia a los circuitos de comercialización de la hoja de coca", porque generan "circuitos ilegales" cuando no son debidamente controlados.

La UNODC acompaña los actos de incineración y destrucción de drogas desde julio del 2013 y participa en ellos cuando la cantidad de sustancias ilegales supera los 15 kilos.

EFE/ NEG

Categoria: