La oposición sudanesa mantiene la protesta tras cese de las negociaciones por los militares

La oposición sudanesa mantiene la protesta tras cese de las negociaciones por los militares

La oposición sudanesa afirmó hoy que mantendrá las protestas contra el Ejéército, después de que la junta militar suspendiera en la noche del miércoles las negociaciones para formar un Gobierno transitorio tras el derrocamiento de Omar al Bashir.

Las Fuerzas de Libertad y el Cambio, principal plataforma opositora del país, afirmaron que las protestas solo se detendrán si se llega a un acuerdo para cumplir con las demandas del pueblo.

"Nos mantendremos firmes con nuestras manifestaciones pacíficas para quitar las fuerzas antirrevolucionarias y para eliminar los pilares del régimen y sus políticas, sus leyes y sus instituciones", afirmó la plataforma en un comunicado.

Las negociaciones se suspendieron la noche del miércoles por un plazo de 72 horas, según anunció el jefe de la junta militar, el general Abdelfatah al Burhan, en un comunicado emitido por la televisión sudanesa.

Al Burhan anunció que los militares han decidido retirar las barricadas que montaron los manifestantes para proteger la acampada opositora, que se mantiene desde el 6 de abril pasado frente al cuartel general del Ejército.

Asimismo, el general acusó a los opositores de llevar a cabo una "campaña mediática inflamatoria" contra los militares que, según él, contribuyó a los enfrentamientos violentos que se han registrado en los últimos días.

El pasado lunes, al menos ocho personas murieron por los enfrentamientos entre militares y opositores en la manifestación de Jartum, entre ellos un militar, según datos del Comité Central de Médicos, un sindicato opositor.

Las Fuerzas de Libertad y el Cambio pidieron hoy que se lleve a cabo una investigación por la "masacre" del pasado lunes, en la que también resultaron heridas decenas de personas.

En la noche del miércoles, otras nueve personas resultaron heridas de gravedad en un nuevo intento de los militares de desalojar las manifestaciones, según la misma fuente.

La junta militar y los opositores anunciaron el martes que habían llegado a un acuerdo para que el periodo de transición política en el país dure tres años.

Las negociaciones se han suspendido mientras las partes discutían la composición del Gobierno transitorio que detendrá el poder en esa fase, que debe estar compuesto por militares y civiles.

Las protestas se desencadenaron el pasado diciembre y se intensificaron a comienzos de abril, lo que llevó a los militares a derrocar al presidente Omar al Bashir el pasado 11 de abril.

A pesar de la caída del dictador, que gobernó desde 1989, los manifestantes han continuado protestando diariamente para forzar a los militares a entregar el poder a los civiles.

EFE / RA

Categoria: