La Premier League y el coronavirus: ¿Qué puede pasar?

La Premier League y el coronavirus: ¿Qué puede pasar?

Sin una fecha prevista, la liga de fútbol inglesa se encuentra en un momento de crisis con muchos equipos al borde de problemas financieros.

En menos de un mes el fútbol paró. La llegada y acelerada propagación del COVID-19 en Europa generó que todos los eventos masivos y trabajos cesaran para comenzar una cuarentena. Por supuesto, el fútbol no fue la excepción y las ligas europeas se detuvieron generando la duda de lo que podría pasar con el futuro de las mismas, pero siendo más específicos, hay que analizar el futuro de la Premier, la liga europea que más dinero mueve a nivel mundial.

Para cuando se suspendió indefinidamente la Premier League se iba a jugar la jornada número 30, lo que significa que quedaban por disputarse nueve jornadas más en la mayoría de los casos (el City, Arsenal, Sheffield United y Aston Villa tenían una jornada menos por lo que les tocaban 10 jornadas). En ese momento no existía campeón oficial, a pesar de que el Liverpool tuviese una ventaja sumamente amplia con el segundo, y todavía faltaba por decidirse los descensos y los puestos a Europa.

La liga sacó un comunicado en el que advertia que la decisión de retomar la temporada se daría cuando “fuese seguro” y que se estaba analizando diariamente la situación del virus y sus efectos.

Con todo este panorama surgieron dos propuestas: dar la liga por finalizada, dándole el título al Liverpool, y la de suspender oficialmente temporada y que no hubiesen ni ascensos ni descensos y mucho menos campeón. Ambas propuestas dejaban inconclusa la liga lo que generaba un problema de ingresos y con las televisoras encargadas de transmitir los partidos que tenían previsto por contrato.

Sin una decisión definitiva, la liga está enfrentando una ola de perdidas, reducciones de sueldos y problemas legales.

La crisis de los empleados

Uno de los mayores problemas de los equipos eran los salarios de todos los empleados que no pertenecen al equipo, cuerpo técnico y directiva. Su sueldo provenía, en la mayoría de los casos, de los días de partidos por lo que una suspensión de los partidos ha generado que se corte en seco ese ingreso.

El gobierno británico presentó un plan de ayudas para los privados que cubre parte del sueldo de sus empleados. Para evitar inconvenientes, varios equipos han decidido optar por este esquema para evitar problemas financieros y mantener este personal, pero el procedimiento también ha generado criticas.

El Liverpool y el Tottenham decidieron tomar esta ayuda financiera en un principio, pero una critica generalizada de los fans, que vieron con malos ojos que dos de los equipos que más han recibido dinero en las últimas temporadas decidieran usar fondos gubernamentales para pagar el salario de gran parte de su personal, hizo que revirtieran esta decisión.

Pero la realidad del Tottenham y Liverpool es muy distinta a la de la gran mayoría de los clubes ingleses. John Purcell, cofundador de la consultoría financiera Vysyble, en una entrevista con The Athletic dijo que “los números han caído en picada en algunos clubes antes de la crisis”, y, según varios analistas consultados por el mismo medio, ahora es cuando se vera la realidad financiera de los clubes.

Altos salarios y poco ingreso en tiempos de crisis

Las tres principales fuentes de ingresos de los equipos son la televisión o retrasmisiones de partidos, lo generado en los días de partido y la publicidad.. Actualmente, más de un 50% de los ingresos vienen de la televisión en la Premier League.

El contrato actual que tiene la liga con las televisoras se valora en 12 mil millones de dólares por tres temporadas nada más en derechos de retrasmisión fuera de Reino Unido, el contrato más caro del mundo del fútbol. Si se revisa el contrato nacional, la cifra cae a 5 billones de dólares por tres temporadas, pero el total sería un aproximado de 17 mil millones de dólares en tres temporadas, casi mil millones por equipo.

Pero todo esto cambia si los partidos no se juegan. Por contrato los equipos tienen la obligación de devolver el dinero de los partidos no disputados, un reembolso que se estima de 762 millones de libras, una cifra sumamente alta para muchos equipos.

Y es que si se revisan los números de los 18 equipos que no se han unido a las ayudas del gobierno (Newcastle y Palace pidieron ayuda) nos encontramos con que el promedio de gasto en salarios con relación a los ingresos es del 60%. De hecho, hay casos como los del Bournemouth, Everton y Leicester que usan 80% de sus ingresos para pagar salarios. Solo el Watford ha reducido sus gastos, pero es la excepción de la regla.

La situación es compleja para todos los equipos de la Premier, ni hablar para los de las ligas inferiores donde se vive prácticamente al día. Si bien los jugadores de los 20 equipos de la Premier han aceptado una reducción del 30% de sus salarios; la falta de ingresos y el posible reembolso que tendrán que hacer los equipos de suspenderse la temporada podría generar una crisis financiera en la Premier

Posibles soluciones

Para muchos equipos la suspensión de la temporada podría significar un alivio en ámbitos deportivos. Hay muchos que luchan por el descenso y tener una segunda oportunidad los ayudaría. Pero el consenso general es que se prefiere jugar para evitar los costos económicos.

Entre las soluciones que han salido están la de jugar a puertas cerradas, pero entre las criticas de esto están los problemas de movilización que se pueden generar entre estadios. Es por esto que se ha propuesto jugar todos los partidos que falten al estilo de los mundiales usando estadios neutrales como el de Wembley.

El único problema de todo esto es el tiempo. Como ya se dijo, nada más en la Premier los equipos tienen que disputar por lo menos nueve partidos más, si se incluyen copas la cosa aumenta.

A su vez, los equipos necesitan un tiempo de preparación. El tiempo perdido por el virus tiene que ser recuperado de forma acelerada, por tal motivo, los clubes empiezan a meter presión para que se decida el futuro lo más pronto posible.

El mundo del fútbol se ha visto afectado por el COVID-19 y va a dejar muchas secuelas. El mercado de fichajes va a cambiar en los próximos años. El crecimiento que estaban alcanzando muchos equipos se va a detener y los calendarios tendrán que ser modificados entre esta y la próxima temporada. Por ahora, solo queda esperar y cuidarse. @dald96

Daniel Limongi

Categoria: