La surrealista polémica en torno al uso y propiedad de la palabra "hobbit"

Tomemos por ejemplo la propia palabra ‘hobbit’. Aunque se atribuía su invención a Tolkien, parece que existía previamente. Y como la lengua evoluciona y se transforma, hoy en día tiene más de un solo uso.
“Hobbit” es como se denomina coloquialmente a un tipo de homínido descubierto en Indonesia a principios de siglo. Pero la compañía que gestiona los derechos de las obras de Tolkien está dispuesta a reclamar el copyright de la palabra hasta a las universidades que estudian esta especie. Ha sucedido recientemente en la Universidad de Victoria en Australia; y no es el único caso.

Este pasado octubre, la mencionada facultad de arqueología australiana había planeado una charla sobre este ‘Homo Florens’, nombre científico del ‘hobbit’, a la que podía acudir cualquier curioso. La ponencia era del más alto nivel, ya que acudían Mike Morwood y Thomas Sutikna, dos de los arqueólogos que descubrieron la especie.
A la Middle-Earth Enterprises (también conocida como Tolkien Enterprises) la compañía que gestiona los derechos de estas propiedades, le faltó tiempo para llamar a sus abogados y declarar que “no era posible el uso genérico de la palabra ‘hobbit’”. Así que la charla tendrá que cambiar su nombre de “El otro Hobbit” a alguno más científico.
Esta especie fue descubierta en 2003, y rápidamente se ganó ese apodo por su pequeño tamaño, en homenaje a las criaturas de la Tierra Media. Los restos de estos ‘medianos’ del mundo real fueron encontrados en la Isla de Flores, en Indonesia. Se cree que existieron en un arco de tiempo que abarca desde el año 92.000 al 12.000 antes de Cristo.

Desde el principio, han sido referidos como ‘Hobbits’. Y a eso se aferran los responsables del film ‘Age of Hobbits’. La productora estadounidense, responsable de otras imitaciones a rebufo de las grandes propuestas de Hollywood, como ‘Transmorfers‘ o ‘Alien vs Hunter‘, trata de volver a aprovechar el tirón de una superproducción. O no, según se defienden ellos.
Porque los ‘hobbits’ que aparecen en su película son esta especie de habitantes del sudeste asiático. El film tiene poco que ver con dragones y anillos mágicos y más con films tipo ‘Apocalypto’, sobre los antepasados de la humanidad. La Fox no transige y les ha llevado a juicio, aunque ellos siguen defendiendo que su producto no es una copia y que trata de estos seres “reales” y no de las criaturas de La Comarca.

Pero… ¿fue Tolkien realmente el inventor de la dichosa denominación? Según el autor, la palabra le vino en un momento de inspiración. Mientras repasaba unos exámenes, le vino a la cabeza la frase “”en un agujero en el suelo, ahí vivía un hobbit”. Lingüista como era, hasta creó un origen etimológico de la palabra: hol-bytla “hole builder”, “constructor de agujeros”.
Sin embargo, y con el tiempo, se han descubierto usos anteriores del vocablo: se trataba de algún tipo de espíritu o duendecillo del folklore local británico. En la recopilación de artículos sobre leyendas del mercader Michael Aislabie Denham, aparecida en 1895, se puede leer claramente “hobbit” como una de tantas criaturas de fantasía, en una larguísima lista de varios de estos seres imaginarios, de los que el autor había oído hablar en sus viajes.

En todo caso, y aunque se sigue atribuyendo su origen a Tolkien, está considerada como una “marca registrada genérica”, una variedad que reconoce que la marca se ha popularizado tanto que tiene un uso en el habla cotidiana, más allá de referirse al producto u objeto original. Y que por lo tanto, se puede utilizar de manera libre sin atentar contra sus propietarios.
Por lo tanto, puede que la universidad tuviera todo el derecho del mundo a llamar como quisiera a su charla sobre el ‘Homo Floris’. Y quizá, Asylum se salga con la suya y pueda lanzar su film con ese título. O puede que no. En todo caso, parece claro que no será la última que vez que leamos sobre esta peculiar batalla por el uso legal de la palabra.

Fuente: http://www.cookingideas.es/la-surrealista-polemica-en-torno-al-uso-y-pro...

DJ