La turista española falleció en Río por un disparo en la yugular, según la autopsia

La turista española falleció en Río por un disparo en la yugular, según la autopsia

La turista española María Esperanza Jiménez, muerta el lunes por disparos de la policía cuando visitaba una favela de Río de Janeiro, falleció a consecuencia de una hemorragia provocada por el disparo que le alcanzó en la yugular, según la autopsia realizada por el Instituto Médico Legal.

María Esperanza, de 67 años, fue herida en el cuello por una bala de grueso calibre que le alcanzó la yugular y que fue disparada a larga distancia, de acuerdo con el documento divulgado hoy y al que tuvo acceso la cadena Globo.

La turista española resultó mortalmente herida el lunes cuando el auto en el que viajaba, un Fiat Freemont con los cristales tintados, fue tiroteado por la policía en Rocinha, la favela más poblada de Río de Janeiro.

La víctima, que estaba acompañada por su hermano y su cuñada, había llegado a la comunidad con un conductor y una guía brasileña para realizar un paseo turístico.

Según la versión oficial, el coche "rompió un bloqueo policial" y fue alcanzado por dos disparos del teniente de la Policía Militar Davi dos Santos Ribeiro, uno en el guardabarros y otro en el parabrisas trasero, que causó la muerte de María Esperanza.

El conductor, un italiano que reside desde hace cuatro años en Río, declaró a la policía que cuando abandonaban la favela escuchó disparos, se asustó y aceleró.

Frenó unos 50 metros más adelante ante una barrera policial y fue entonces cuando el grupo se bajó del auto y se percató de que María Esperanza estaba herida.

Los familiares de la víctima han declarado que no fueron advertidos del peligro que suponía visitar Rocinha, donde desde hace un mes y medio se libra un enfrentamiento entre organizaciones de narcotraficantes por el control de la favela que ha obligado a intervenir incluso al Ejército.

La policía investiga la responsabilidad de la guía turística que condujo a los españoles a la favela pese al riesgo que suponía la visita.

En los últimos años, las favelas de Río se han convertido en un atractivo turístico de la ciudad y Rocinha suele ser una de las más visitadas por su ubicación privilegiada sobre el mar.

Según estimaciones oficiales, en Río de Janeiro se registra una media de un tiroteo cada dos horas y, desde enero, han muerto más de 4.000 personas en actos de violencia, entre ellos 110 policías. EFE

AM

Categoria: