La ULA cumple 230 años de historia

El 29 de marzo de 1785, fray Juan Ramos de Lora fundó en Mérida una casa de estudios para jóvenes con vocación sacerdotal donde se garantizaba formación en religión, lengua latina y moral.

Se imparten estudios en diversas áreas de conocimiento: ciencias básicas, ingeniería, arquitectura y tecnología, ciencias del agro y del mar, ciencias de la salud, ciencias de la educación, ciencias sociales, humanidades, letras y artes.

Limitada en sus inicios al antiguo edificio sede en la avenida Independencia de la capital merideña, actual Rectorado, la ULA se perfila en el presente como una de las principales universidades de Venezuela.

Cuenta con once facultades, tres núcleos y una extensión, áreas diseminadas en el estado y más allá de la región andina de país, que totalizan 360 mil 719 metros cuadrados, específicamente en los estados Mérida, Táchira y Trujillo, y en las ciudades de Guanare, Valle de la Pascua y Barinas.

En sus aulas se han formado insignes venezolanos entre quienes destaca Don Tulio Febres Cordero, que en su libro Archivo de Historia y Variedades publicado en 1931, se refiere a la casa de estudios como "madre universidad", apelativo que denota equidad, justicia, pluralidad, saber y compromiso, entre otras virtudes tan inherentes a la vocación femenina de dar vida.

Su carácter privativamente eclesiástico perduró hasta 1832 para iniciar un periodo de secularización que se impulsó por vía de decreto presidencial del otrora mandatario, General José Antonio Páez, lo que hizo del seminario una institución pública con su nombre actual.

La ULA sigue graduando hombres y mujeres para el progreso productivo del país.

AVN

ARB

Categoria: