La Verdad: Narcoescándalo de alto rango sacude al CICPC

Al comisario Alirio Antonio Castellanos, jefe de la División Contra Homicidios de la Policía científica en el estado Vargas, fue víctima de la ley que juró proteger luego que le incautaran 56 kilos de presunta cocaína. El comisario no cayó solo. Los detectives Franklin José Rodríguez Torres, Erick Jesús Urbina, adscritos a la Brigada "E" y Emizael Ezequiel Monasterio Colinas, obrero de la oficina policial, también fueron detenidos por atentar contra la Ley Orgánica de Drogas.

La División Contra Drogas del mismo cuerpo de seguridad realizó la detención de los funcionarios el pasado lunes, a las 5.00 de la tarde, en la avenida Soublette, sector El Cardonal del estado Vargas. Luego que se iniciara la averiguación por una denuncia interpuesta en su contra por parte de Lindibeth Rodríguez, quién reseñó que el pasado sábado una comisión llegó a su casa en busca de su esposo, Danny Rivas, funcionario activo de la Policía.

Fuentes ligadas al caso indican que Rodríguez denunció que Pedro Cardona, inspector jefe de investigaciones; y los detectives Ronnye Marval, Jesús Linares, Félix Regalado, Kevin Peña y Ronny Salom, encabezados por Castellanos llegaron a su casa en el sector Leonardo Ruiz Pineda en Caracas, en una patrulla Toyota, Land Cruiser blanca, sin placa, identificada con el logo de la institución.

Preguntaron por Rivas, ella dijo que él no estaba y "los jefes ingresaron a la vivienda a la fuerza". Durante la requisa encontraron un morral verde en una habitación. Dentro de la mochila habían varios envoltorios de droga. En ese momento llegó el dueño de la casa y se reunió por separado con sus colegas. Este a su vez, les entregó otro bolso con más sustancias estupefacientes. Para un total de 22 y 27 envoltorios respectivamente, con un peso total de 56 kilos y 434 gramos; y 200 mil bolívares en efectivo.

En una visita domiciliaria, una comisión de la División Contra Drogas en compañía de Joycermar García, fiscal auxiliar 3.° del estado Vargas, llegaron ayer al Eje de Homicidios, revisaron las unidades policiales y encontraron los dos bolsos dentro de dos patrullas, presuntamente fuera de servicio por deterioro. Las pruebas de laboratorio determinaron que los paquetes eran estupefacientes de cocaína.

Luisa Ortega Díaz, fiscal general de la República, designó al fiscal 157.° del Área Metropolitana de Caracas, Omar Guerrero, para que coordine y presente ante el Tribunal de Control a Castellanos, quien estuvo unos 10 meses a cargo de la oficina.

Recorrido del "paquete"

Extraoficialmente se conoció que la droga desaparecida formaban parte de pruebas criminalísticas recabadas en dos operaciones previas, realizadas por la División de Hurto del cuerpo de investigación. La fuente policial destacó que apresaron a un narcotraficante que iba con destino al Aeropuerto Internacional de Maiquetía con más de 50 kilos de cocaína. "Le quitaron todo y 'al tipo' lo mataron en Guarenas para borrar la evidencia". Explicó que de la información tuvo conocimiento el comisario Alirio Castellanos. Personalmente comenzó a trabajar en el caso y recupera la mercancía. En vez de presentar la droga en la Sala de Evidencias decidió adueñarse de ella.

Una llamada al jefe de la delegación del estado Vargas habría dado inicio a la investigación en contra de Castellanos. Se conoció que los funcionarios actuantes están en condición de fuga.

Fuente: La Verdad

AJV

Tags: 
Categoria: