Lámparas de energía solar recargable para enfrentar apagones

Lámparas de energía solar recargable para enfrentar apagones

Ofrecer luz solar para las zonas rurales y vulnerables de Venezuela es el propósito de la empresa creada por dos emprendedoras estadounidenses que cuando eran estudiantes de arquitectura tenían la necesidad de ayudar a las personas que sufrían catástrofes naturales.

De esta manera fue como el terremoto de Haití en 2010 sirvió de inspiración para diseñar una lámpara fácil de usar y recargable que pudiera ser distribuida en países donde se registren desastres naturales. La tecnología solar de LuminAID fue patentada en Estados Unidos y actualmente esta empresa ofrece lámparas inflables con un panel solar que permiten ser cargadas con luz solar en casos de emergencia o puerto USB.

Cristina Pinzón, gerente de marketing de LumindAID Venezuela, informó que esta tecnología ahora estará disponible en Venezuela y los habitantes de zonas que no cuenten con servicio eléctrico regular podrán acceder a estos equipos. “En el año 2019 y debido a la crisis económica y eléctrica que afecta al país, un grupo de emprendedores venezolanos decidió hacer una alianza con LuminAID para ofrecer una alternativa a los venezolanos que sufren por las constantes fallas del servicio eléctrico”, explicó Pinzón.


En el mundo

Según explicó LuminAID ha ganado diversos premios internacionales por sus novedosos productos y apoyo a los más necesitados. “Las lámparas LuminAID se han utilizado en más de 100 países y han distribuido miles de luces después de desastres naturales incluyendo el huracán Sandy (Estados Unidos y Jamaica), el tifón Haiyan (Filipinas), huracán María (Puerto Rico) y el terremoto de Nepal».


En Venezuela

En esta oportunidad, LuminAID Venezuela anunció el lanzamiento de su programa social “Una Luz para Venezuela” que consiste un plan de ayuda humanitaria adaptado a la situación actual del país donde miles de comunidades tienen acceso limitado a los servicios básicos.

“Este proyecto busca apoyar a las personas más afectadas por los apagones y la pobreza extrema. En la actualidad, las fallas en el sistema han dejado sin electricidad a todo el país durante largos períodos de tiempo, y las constantes interrupciones del servicio perjudican a miles de familias diariamente. A través de Una Luz para Venezuela, nos asociamos con fundaciones sin fines de lucro, como Acción Humanitaria por Venezuela, Chamos y Healing Venezuela, para beneficiar a los más necesitados con una lámpara que se carga con luz solar, ecológica y fácil de usar”, agregó Pinzón.

Estas lámparas pueden ser usadas en zonas donde se registren cortes de energía, apagones, terremotos y huracanes. Además pueden ser utilizadas por campistas, mochileros, pescadores, caminantes, ciclistas. Las luces son a prueba de agua, pueden flotar y sumergirse.

Fuente: Carabobeño
YS