Las españolas alzan la voz por la democracia en Venezuela

Las españolas nunca han estado más lejos de esos viejos clichés que las colocan como simples amas de casa que pasan su tiempo entre cocina y lavadora. Actualmente, son un ícono de la modernidad, al tener la capacidad para compaginar las labores del hogar con una trayectoria profesional y encontrar el tiempo necesario para luchar por valores como la democracia o la defensa de los Derechos Humanos. Así es Mujeres por la Libertad, la nueva asociación ibérica que, con las faldas bien puestas, quiere fomentar la libertad en cualquier país.

La asociación considera que, en algunos países, son las mujeres quienes han tomado las riendas de la lucha democrática, como ocurre en Venezuela. “Las esposas de Leopoldo López y Antonio Ledezma, así como María Corina Machado son una demostración del papel que están jugando las mujeres para preservar la libertad e impedir la violación de los Derechos Humanos”, aclara Almudena Negro, portavoz de Mujeres por la Libertad.

Para Negro, la preocupación por la situación venezolana resulta evidente ante “los lazos tan estrechos que existen entre ambos países y la vinculación histórica entre nosotros”, por lo que consideran que no pueden observar impasibles cómo “se ha secuestrado a los esposos de Lilian Tintori y Mitzy Capriles, ya que no se trata de una condena, sino que es un secuestro por parte del Gobierno”, precisa.

Image

Mujeres por la Libertad, que cuenta con 50 miembros, quiere evitar que los abusos que se comenten en Venezuela sean replicados en España, por lo que exigirán a los partidos políticos españoles fijar postura firme ante el “secuestro de políticos venezolanos”, en la campaña electoral de las elecciones municipales. Una acción que permitirá “conocer las posturas de los candidatos y sus partidos, permitiendo que se retraten ante temas de gran importancia”, asegura Negro.

La asociación, que también tiene previstas acciones de calle, no descarta la creación de delegaciones internacionales, lo que permitirá transmitir sus objetivos fuera de España y sumar aliados. Aunque aún es pronto para determinar en qué países estarían presentes, no lo es para establecer vínculos con asociaciones civiles del país. “Nos hemos reunido con organizaciones de víctimas del terrorismo y tenemos previsto mantener muchas más reuniones, incluidas todas aquellas asociaciones civiles de venezolanos en España”, puntualiza la portavoz.

“Es importante destacar que Mujeres por la Libertad es totalmente apartidista. En este sentido, no contamos con subvenciones y todos nuestros recursos son propios”, precisa Negro, quien asegura que durante las próximas semanas difundirán un comunicado en el que presentarán oficialmente la asociación e invitarán a todas las españolas a sumarse a esta causa.

Image

La democracia en tacones

Si María Corina Machado es el modelo a seguir en la asociación por “su valentía, fe y esfuerzo”, la admiración por la mujer venezolana también se extiende hasta las madres de los jóvenes estudiantes que han perdido la vida durante las manifestaciones. “Es muy admirable que, a pesar de padecer la desgracia de perder a un hijo, no decidan tomar la justicia por sus manos, sino apostar por los procedimientos establecidos. Nos recuerdan a las madres de las víctimas de ETA, quienes a pesar de seguir sin respuesta en sus juicios, no han perdido el camino”, explica Negro.

Mujeres por la Libertad no se olvida de las estudiantes venezolanas, pieza fundamental en la reconstrucción de Venezuela y a quienes ofrecen su “apoyo incondicional ante los problemas que están viviendo por la falta de divisas. ¿A qué está esperando el gobierno de España para ayudarles?”. Sin embargo, Negro precisa que el solo hecho de ser mujer no es una garantía de estar en el lado correcto: “hay quienes han escogido y apoyado el aplastamiento de la libertad, como ha ocurrido con la ministra Delcy Rodríguez. Ese es, para nosotros, el bando equivocado, mientras que las mujeres de blanco respaldan al bien [haciendo referencia a los movimientos femeninos opositores de Venezuela y Cuba]”.

Una postura que no ha logrado cambiar la Expo Venezuela de verdad promovida por el gobierno de Venezuela en Madrid y que, para Negro, no fue más que “un evento similar a los que organizaban la URSS años atrás y donde buscaban demostrar las maravillas de un modelo que quedó desenmascarado con la caída del Muro de Berlín”.

De ahí, que la organización no tome en consideración las supuestas conspiraciones contra el presidente Nicolás Maduro: “según él, le están realizando un golpe de Estado cada 15 días, a la vez que habla con pajaritos… el verdadero tridente del mal no está en Madrid, Miami y Bogotá, sino en los gobierno de Caracas, Quito y La Paz. A los que se deben sumar, por supuesto, La Habana”.

A pesar de que cabría pensar que estamos exentos de vivir una situación similar a la de Venezuela, hay que recordar que la naturaleza humana es la misma y España podría ser víctima de violaciones a los Derechos Humanos o atentados contra la democracia. Por eso, las mujeres españolas hemos decidido alzar la voz en la defensa de estos pilares tan importantes para la libertad”, sentencia Negro.

@JosePuglisi para Informe21

Image

Categoria: