Las mujeres sauditas conquistan el volante, en cuatro puntos clave

Las mujeres sauditas conquistan el volante, en cuatro puntos clave

Arabia Saudita, el único país en el mundo que no permitía conducir a las mujeres, levantó esta prohibición este domingo.

Estos son los principales puntos de esta revolución en un país ultraconservador, que el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, dice querer reformar.

¿Cómo ocurrió?

En septiembre de 2017, el rey Salmán publicó un decreto anunciando el fin de la prohibición de conducir para las mujeres, en vigor desde hacía décadas, a partir de junio de 2018.

Se autorizó entonces la apertura de varias autoescuelas para mujeres en algunas ciudades del reino, como Riad, la capital, o Jeddah, en el oeste.

A principios de junio, las autoridades empezaron a entregar los primeros carnets de conducir a las futuras conductoras.

¿Cuántas mujeres al volante?

Unos seis millones de mujeres, es decir el 65% de la población femenina en edad de conducir, podrían pedir el permiso de conducir desde el levantamiento de la prohibición, según la consultoría Facts Global Energy de Londres.

Pero no se alcanzará rápidamente una cifra tan elevada, según los analistas.

Según el gabinete PricewaterhouseCoopers, unos tres millones de mujeres podrían obtener su carnet y comenzar a conducir de forma activa de aquí al 2020.

Todo tipo de vehículos

Además de los coches, las mujeres podrán conducir motos, furgonetas y camiones.

Las mujeres que tengan un permiso de conducir internacional podrán manejar en el reino durante un año y después tendrán que pedir un permiso saudita, según el departamento de tráfico de carreteras del reino.

La edad para obtener el carné será de 18 años para los vehículos particulares y 20 para los transportes en común, como los hombres.

Crímenes y castigos

Muchas conductoras temen ser víctimas de los conservadores en un país donde los "guardianes" masculinos -padres, maridos o familiares cercanos- pueden ejercer una autoridad arbitraria para tomar decisiones en su nombre.

Para limitar el riesgo que estas mujeres sean molestadas en la calle, el gobierno penaliza el acoso sexual con una pena de hasta cinco años de cárcel y una multa de máximo 300.000 riales (cerca de 80.000 dólares). AFP / RA

Categoria: