Skip to main content
Las vacunas anticovid: una nueva atracción en Miami

Las vacunas anticovid: una nueva atracción en Miami

Miami, al sur de Florida, hoy es algo más que un gran centro de compras al que los venezolanos, en las décadas de los 60, 70 y 80 llegaban con una moneda fuerte y todo parecía barato.

La pandemia de COVID-19 le ha dado un nuevo atractivo a Miami, donde llegan vuelos cargados de venezolanos y de otros latinoamericanos que buscan la facilidad de ser vacunados.

Para alcanzar ese propósito es necesario cumplir con una serie de requisitos que van más allá de la compra de pasajes y tener visa vigente. Un agente de viajes puede servir de apoyo. Aquí ofreceremos algunos detalles.

En el caso de Venezuela, la prueba PCR es requisito para salir y para entrar. Igual en EE.UU. También la piden donde se haga escala.

En Venezuela se puede solicitar en laboratorios privados. Cuesta entre 60 y 100 dólares. El Instituto de Higiene Rafael Rangel, en la Universidad Central de Venezuela, no tiene costo alguno por lo que es necesario llegar temprano, eso significa entre 5 y 6 de la mañana.

Con la compra del pasaje para Miami suelen cargar el costo de la PCR que le harán en Maiquetía al regresar, que es obligatoria aunque se la hayan hecho en EE.UU 24 horas antes. De lo contrario le pedirán que pague en efectivo en el puesto de vacunación ($ 60). 

Para salir de EE.UU también le pedirán la prueba. Allá hay varios lugares donde la realizan sin costo alguno. También hay un servicio en el aeropuerto. Entregan el resultado en 15 minutos y tiene un costo de 180 dólares.

Vía Miami

No existe vuelo directo Maiquetía - Miami, por lo que es necesario escoger entre varias alternativas con enlaces según presupuesto e intereses. 

Al llegar a Miami, sin salir del aeropuerto, se puede alcanzar el primer objetivo: La vacuna. En un salón hay varios puntos de vacunación. Informan las vacunas disponibles, piden un documento de identificación y proceden sin costo alguno.

Ojo: La Johnson es la única de una dosis, de manera que si el interesado estará menos de 21 días en Miami, antes de comprar el pasaje ida y vuelta, debe tener la seguridad de que esta vacuna estará disponible para su estadía. Recuerde que le aplicarán una multa de 200 dólares si hay algún cambio en la fecha de regreso.

Ahora sí. Miami, aquí estoy

Es difícil creer que a comienzos del siglo XX parte de Miami era un pantanal o, para decirlo de manera elegante, estaba rodeada de manglares o Everglades, que según Wikipedia, "son un humedal subtropical (...) de gran importancia ecológica" y "es un hábitat de diversas especies nativas".

Para tener una idea de cómo era ese pasado, se puede visitar el Everglades Alligator Farm, (40351 SW 192nd Ave, Homestead, FL 33034) donde hay un paseo por los manglares con algunos cocodrilos a la vista, luego un show con la participación de cocodrilos. Al finalizar, los interesados se pueden fotografiar con un cocodrilo bebé.

Es una estadía sin límite de tiempo. Es un lugar rústico, agradable. En la carretera hay lugares que ofrecen sándwich con carne de cocodrilo.

Alligator Farm Miami

Un encuentro con Hemingway y las mariposas

El escritor estadunidense Ernest Hemingway vivió entre 1931 y 1939 en una casa colonial situada en 907 Whitehead St, Key West, FL 33040 (Cayo Hueso). Actualmente es un museo que incluye un cementerio de gatos, a los cuales el autor de Por quién doblan las campanas era muy aficionado. Algunos lejanos descendientes de los difuntos, se pasean libremente por la casa, hay letreros donde se pide a los visitantes no molestarlos y hasta disponen de una inmensa cama matrimonial donde permanecen como mascotas de faraones.

Cerca hay otra atracción turística: La Casa de las Mariposas (The Key West Butterflay & Nature Conservatory). Difícilmente usted ha compartido espacio con tantas mariposas de tan diversos tamaños y colores. Esta es una oportunidad.

A la salida hay una tienda donde venden franelas y souvenirs con estampados de mariposas.

En otro extremo (1101 Biscayne Blvd, Miami, FL 33132) está el Frost Museum of Science, otra atracción para niños y adultos. Consta de varios pisos en los que se puede encontrar un planetario, donde los planetas casi nos tocan; un acuario gigantesco; una aproximación de lo que fue el hábitat de los grandes dinosaurios y mucho más. Incluye una tienda a tono con lo exhibido en el museo, donde los niños pueden salir vestidos de astronautas.

Dinosaurio en museo

Todo lo anterior se puede complementar con un paseo por la playa y no faltará la tentación de un chapuzón con la excusa del calor y el sol. Que le aproveche.

Gastronomía para todos los gustos

Hay quienes afirman que Miami es tan cosmopolita como Nueva York. La migración se ha encargado de delimitar espacios. Los cubanos fue una gran oleada y los venezolanos ya tienen su zona: Doralzuela.

Esa pluralidad de nacionalidades se refleja en la gastronomía. Hay restaurantes para todos los gustos.

Entre ellos tenemos: Delicias de España, restaurant y venta de productos ibéricos. El Temple Street Eatery para los amantes de la gastronomía asiática aunque se puede sorprende al encontrar "arepitas con carne mechada". Es una historia que ahí se la pueden contar. Si busca comida japonesa tiene el Nikko, donde puede pedir ensalada japonesa de aguacate y vulcano roll y de postre, donas japonesas. Y está El Arepazo, punto de encuentro de los venezolanos.

La facilidad para optar a una de las vacunas anti COVID-19 se suma a los atractivos que tiene Miami, la mutlicultural, que además sigue siendo un gran supermercado, donde se encuentra desde un repuesto para bolígrafo hasta las piezas para montar cualquier ambiente de una casa o apartamento.

(Foto: Pixabay)