Lavrov: Damasco debe recuperar el control de los territorios que abandone EEUU

Lavrov: Damasco debe recuperar el control de los territorios que abandone EEUU

Los territorios que abandone EEUU en Siria tras la retirada de sus tropas deben pasar al control del Ejército gubernamental, afirmó este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en alusión a la zona del norte del país árabe donde Washington y Ankara estudian el posible establecimiento de una "franja de seguridad" controlada por Turquía.

"Estamos convencidos de que la única opción y la más óptima es el traspaso de esos territorios al control del Gobierno sirio, el Ejército sirio y las administraciones locales", dijo Lavrov al responder a una pregunta sobre Siria en su rueda de prensa anual para hacer balance de la actividad diplomática rusa en 2018.

El jefe de la diplomacia rusa subrayó también que las autoridades sirias deben crear "todas las condiciones necesarias" para la seguridad de la población kurda que "reside de forma continuada" en los territorios del norte de Siria que tienen intención de abandonar las fuerzas estadounidenses.

"Aplaudimos y apoyamos los contactos iniciados entre representantes kurdos y las autoridades sirias a objeto de acordar cómo restaurar la vida en un Estado único sin injerencia exterior", dijo.

Según fuentes oficiales sirias, el Gobierno de Damasco está negociando con las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza de milicias mayoritariamente kurdas que hasta ahora recibía el apoyo de EEUU, ante una posible ofensiva del Ejército turco contra esos territorios.

Lavrov insistió en que la creación de la "zona de seguridad" es un asunto que debe ser tratado "en el contexto de una pronta recuperación del control de Damasco sobre la totalidad de su territorio".

Al respecto, adelantó que la creación de esa franja en el norte del país árabe será uno de los temas que discutirán los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante su próxima reunión.

Erdogan anunció este martes que Washington ha confirmado su plan de repliegue de Siria y ha dejado "en manos de Turquía" la lucha contra el yihadista Estado Islámico (EI) así como la creación de una zona de seguridad de más de 30 kilómetros de ancho a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria (con numerosas poblaciones kurdas), que sería controlada por Ankara.

La medida obligaría a la milicia kurda a retirarse de sus dos ciudades más importantes, Qamishli y Kobani, en la frontera turca, y también de la mayor parte del territorio kurdo densamente poblado en el extremo noreste de Siria.

EFE / RA

Categoria: