Los animales de Guatemala celebran el verano con helados de frutas

Los animales de Guatemala celebran el verano con helados de frutas

Con helados de frutas, los lemures, chimpancés, elefantes y osos pardos del zoológico de La Aurora de Guatemala celebraron este martes la llegada del verano y la Semana Santa, una época en la que aumentan los visitantes al recinto.

Esta iniciativa forma parte del proyecto de enriquecimiento ambiental y tiene como objetivo concienciar a la población sobre la lucha contra el tráfico ilegal de especies de animales y plantas, el tercer crimen organizado que más dinero genera a nivel mundial -mueve hasta 26.000 millones de dólares anuales- y una de las mayores amenazas para la conservación de la naturaleza.

Así lo explicó a los medios de comunicación durante esta visita guiada la comunicadora del zoológico, Ana Lucía Vásquez, quien indicó que este es el segundo año que se realiza de forma abierta al público y quien guió a los periodistas primero hacia la zona de los lemures.

Los siete adultos y las dos crías pequeñas de esta especie de primates estrepsirrinos, endémicos de la isla de Madagascar fueron los primeros en disfrutar de esta delicia casera y totalmente natural, congelada y llena de fruta para que puedan disfrutar de "algo fresco" y para que utilicen "sus garras y sus habilidades" para buscarla.

"A ellos les gusta", proclamó Ana Lucía sobre estos animales, incluidos en la lista roja y que normalmente habitan en los bosques de ribera y matorral espinoso, siendo su principal característica su sociabilidad, aunque las hembras adquieren el papel de dominantes.

Después alimentaron a los seis chimpancés adultos, donados por Suecia en 2016 y que habitan en un espacio de 2.500 metros cuadrados.

Aunque el principal atractivo de los visitantes ha sido, como viene siendo habitual, la elefanta "Trompita", quien el pasado mes de febrero celebró su 58 cumpleaños con un inmenso pastel de frutas y verduras decorado de diferentes colores.

Este martes también disfrutó de su helado de frutas y verduras, que tiró al suelo para poder comerlo con mayor facilidad mientras movía sus orejas y miraba a las cámaras y los teléfonos móviles.

Los últimos fueron los dos osos pardos, un macho y una hembra que se ocultaban de los visitantes entre los arbustos y las rocas de su recinto, que forman parte de las más 260 especies y los más de 1.500 ejemplares que conviven en este zoo, que en 2024 cumplirá 100 años.

El zoológico de la Aurora fue inaugurado en diciembre de 1924 durante el Gobierno del Presidente José María Orellana y dado en Administración a la Asociación Guatemalteca de Historia Natural (AGHN). EFE

SP

Categoria: