Skip to main content
Los elefantes que arrasaron los campos de China regresaron a su hábitat. Foto: La Voz

Los elefantes que arrasaron los campos de China regresaron a su hábitat

La Administración Nacional de Bosques de China anunció este domingo que la manada de elefantes que vagó por campos y ciudades del país, finalmente llegó “sana y salva” a su hábitat natural tras viajar durante más de 500 kilómetros, destruyendo campos y ciudades a su paso.

De acuerdo con las autoridades, los animales ya no representan una amenaza y están en buenas condiciones. Durante más de un año, los paquidermos vagaron por la provincia china de Yunnan, ocasionando daños materiales y llamando la atención de los lugareños.

Según La Voz, los 14 elefantes estuvieron recientemente buscando comida cerca de la localidad de Yuxi. Tras ingresar en un campo de cultivos, emprendieron la vuelta hacia su hábitat.

La manada se convirtió en noticia en marzo de 2020, cuando partieron de la reserva natural de Xishuangbanna y tomaron dirección norte. La mayor parte del tiempo su paradero fue desconocido: sólo aparecían al ocasionar daños en viviendas y campos de cultivo en zonas agrícolas.

Los responsables chinos de Ambiente decidieron monitorear el camino de los elefantes con drones durante las 24 horas. Expertos en fauna salvaje y voluntarios intentaron disminuir las pérdidas con comida y redirigirlos hacia su hábitat natural.

Zhang Li, experto en conservación de mamíferos en la Universidad Normal de Pekín, dijo que se desconocen los motivos por los que los animales decidieron huir de su hogar. Sin embargo, señaló que la actividad humana y la expansión de las zonas urbanas podrían ser responsables, por lo que no sería extraño que dicho comportamiento se repitiera en un futuro.

El elefante asiático puede medir hasta cinco metros y pesar cinco toneladas. Es el mayor mamífero del continente: su hábitat va desde Sri Lanka hasta el sur y noreste de la India, Bangladés, China, Malaca, Sumatra, la península Indochina y el noreste de Borneo. Desde 1986, están en la lista de especies en peligro de extinción. MV (Foto: La Voz)