Los jóvenes mexicanos son el grupo social que más padece por la intolerancia

En un país con 27 millones de mexicanos que tienen entre 15 y 29 años otros problemas que les aquejan son los conflictos entre tribus urbanas o entre bandas locales, tengan que ver o no con la delincuencia organizada.

Para Bucio los jóvenes son a la vez víctimas y victimarios de actitudes intolerantes en una etapa crítica de sus vidas, en las que sobre todo buscan su identidad y la expresan.

El funcionario cree que la problemática está enraizada en "una serie de deficiencias que son muy complejas" y "que se han venido generando durante mucho tiempo".

Pese al importante porcentaje de población juvenil actual, en México se ha hecho poco para atender a este grupo poblacional en el pasado.

"Entonces intentar ahora revertir esta situación, en donde tenemos este número, indeterminado pero grande, de millones de jóvenes que no tienen oportunidad ni de estudiar ni de trabajar, intentarlo revertir con políticas públicas solamente de aplicación inmediata, a mí me parece de una complejidad enorme", agregó.

Entre los más afectados están alrededor de un millón de jóvenes que ni estudian ni trabajan, lo cual, en opinión de los expertos, les convierte en un sector muy vulnerable ante las tentaciones del crimen organizado, que les ofrece dinero fácil.

"Se sabía que íbamos a tener en esta década un 'bono demográfico importante' y me parece que el país no hizo las previsiones necesarias para darle espacios, oportunidades, canales de expresión y de comunicación, a la enorme cantidad de millones de jóvenes que tenemos en este país", lamentó Bucio.

El experto en discriminación y derechos humanos lamentó también que actualmente nos desenvolvamos en "una sociedad que promueve (...) una perspectiva de competencia" donde se "incentiva el hecho de que unos tratemos de pisar los derechos de los otros".

También se mostró preocupado por el miedo que se ha instalado en México "por la inseguridad pública".

Ello hace que "cada una de las personas, pero también de las familias y hogares, tratemos de frenar nuestras propias fronteras" y "evitar cualquier tipo de contacto, sobre todo con todas esas personas diferentes que nos pueden representar algún tipo de peligro".

Finalmente otros factores por los que se mostró preocupado fueron la intolerancia religiosa, con un 50,9% de los mexicanos opinando que cuantas más religiones hay se generan más conflictos, la homofobia, o temor irracional a los homosexuales, y la xenofobia, con un 42,1% de los mexicanos contrario a que en su hogar viva un extranjero. EFE

Categoria: