Los ladridos de un perro permiten hallar con vida a una joven caída a un pozo

Una joven ha sido rescatada este lunes con vida del interior de un pozo, de unos cuatro metros de profundidad, después de que los ladridos de un perro alertaran de esta situación a su dueño cuando paseaba por los exteriores de una fábrica abandonada del municipio alicantino de Redován.

La mujer, de 20 años de edad y que ha sido trasladada al Hospital Comarcal de la Vega Baja, en Orihuela, también en Alicante, presenta "una contusión en el tronco", según han explicado fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

Al parecer, la joven, dejó la mochila que portaba en la entrada del pozo y comenzó a descender por unos peldaños sujetos a la pared interior. Sin embargo, la ahora rescatada cayó al fondo del pozo donde, según fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, ha permanecido "durante varios días sin que fuese denunciada su desaparición".

El pozo se encontraba en los alredores de una fábrica abandonada. Su localización ha tenido lugar alrededor del medio día de este lunes cuando una persona caminaba por la zona con su perro cuando el can ha comenzado a correr hacia el pozo y, una vez allí, ha ladrado de forma constante. Esta circunstancia ha alertado a su dueño de que algo podría ocurrir, por lo que éste se ha dirigido hasta el pozo.

Tras percatarse de la presencia de la joven, ha alertado del hecho a los servicios de emergencia. Hasta la zona, una fabrica abandonada de Redován, se ha desplazado una dotación de bomberos, cuyos efectivos, con la ayuda de una escalera, han bajado al interior del pozo.

Instantes después, y con la ayuda de una cuerda y una camilla, han izado a la joven al exterior, a la que le han facilitado agua y ropa limpia encontrada en su mochila. Posteriormente, los servicios sanitarios han trasladado a la joven, vecina de Orihuela, hasta el hospital de esta última localidad.

Fuente: 20minutos

EA

Categoria: