Skip to main content
¿Los permisos de trabajo temporal reducirían la migración irregular?

¿Los permisos de trabajo temporal reducirían la migración irregular?

Tras el rechazo a una propuesta migratoria para legalizar a unos 7 millones de indocumentados en EE .UU., muchos se preguntan si un mayor acceso a los visados de trabajo temporal podría ayudar a reducir los flujos de inmigrantes sin papeles al país.

La semana pasada, la Parlamentaria del Senado de Estados Unidos, Elizabeth Macdonough rechazó lo que ya se conoce como “Plan C”: una iniciativa presentada por los demócratas de la Cámara de Representantes para dar una salida legal a unos 7 millones de indocumentados en el país a través de un permiso de trabajo y evitar así su deportación.

Estaba previsto que este punto se incluyera en el paquete de gastos “Build Back Better” de reformas sociales y climáticas que ha impulsado el presidente Joe Biden.

Sin embargo, Macdonough, que admitió estar muy interesada en esta legislación, ya había rechazado dos propuestas anteriores. En esas dos ocasiones expuso que estas medidas provocarían un aumento del déficit de la próxima década en alrededor 140.000 millones de dólares.

Críticas de los republicanos

Varios congresistas republicanos han mostrado preocupación por el aumento de la migración irregular hacia Estados Unidos.

El representante por Florida, Carlos Giménez, ha criticado las políticas de Biden al responsabilizarlas de “incentivar” las olas de inmigrantes hacia Estados Unidos, que a su juicio los pone en una situación de vulnerabilidad bajo el control de los grupos organizados dedicados a la trata de personas.

“Se tienen que parar los incentivos para que estos niños no vengan solos, también es importante lo que pasa con los adultos porque también tienen incentivos para venir”, advirtió Giménez, aludiendo a las medidas impulsadas por la administración.

La migración y su contribución a la economía

Algunos expertos consultados por la Voz de América sostienen que facilitar permisos o visas de trabajo a extranjeros puede acabar ayudando a la reactivación de la economía, especialmente en un momento tan crítico como el actual, pero sobre todo, reducir el flujo de migración ilegal hacia Estados Unidos.

“Necesitamos diferentes canales para que la gente pueda entrar y trabajar a Estados Unidos. Lo que estamos viendo en la frontera entre México y Estados Unidos es que muchos de ellos están buscando una nueva oportunidad económica, algo que no pueden encontrar en sus países de origen”, argumentó Cristóbal Ramón, analista independiente del Instituto de Políticas Migratorias, con sede en Washington.

La reforma migratoria ha sido una de las prioridades de Biden desde que llegó a la Casa Blanca, hace casi un año, recuerda Ramón.

“Desde que llegó la nueva administración se ha estado hablando de la posibilidad de impulsar una reforma migratoria, algo que pueda convencer tanto a demócratas como republicanos. En la supuesta reforma migratoria tendría cabida este tipo de proyectos para poder expandir las visas y los permisos de trabajo temporales con el objetivo siempre de reducir la migración de indocumentados”, agregó al respecto.

Fórmulas para la entrada de centroamericanos

Este tipo de permisos temporales podrían beneficiar especialmente a los migrantes centroamericanos. En los últimos tiempos, se ha registrado un aumento del flujo migratorio de esa región hacia Estados Unidos. Muchos de ellos, tratan de huir de la inseguridad, de la corrupción y de la falta de trabajo y expectativas económicas que se ha agravado con la irrupción de la pandemia del coronavirus.

En su opinión, un mayor acceso a visados de trabajo tipo H-2A, que permite la entrada de empleados extranjeros para un trabajo agrícola temporal, podría ayudar a una gran parte de la población guatemalteca que tiene una gran experiencia en el sector agrícola.

“La idea es que con un visado de trabajo (H-2A) sería muy importante para gestionar la migración desde Guatemala, porque prácticamente la mitad de la población trabaja en el campo”.

Otro tipo de visado, como el H-2B, que permite a empleados calificados trabajar legalmente en Estados Unidos, podría ayudar a los nacionales de Honduras y El Salvador, que, como se ha visto en los últimos meses, han mostrado su interés por trabajar en el país norteamericano debido a la grave crisis socioeconómica y política que hay en la región.

Se necesitan empleados

En ese sentido, el analista especializado en migraciones desde América Latina a Estados Unidos insiste en que facilitar la llegada de empleados extranjeros para trabajar en el campo o en el sector servicios, a través de visados de trabajo con una duración temporal más larga, también beneficiaría a la economía del país, en tanto que las empresas estadounidenses podrían contar con este personal durante más tiempo y, en algunos casos, incluso de forma indefinida.

“El trabajador puede trabajar para la compañía durante muchos años, y ya después de un tiempo podría incluso cambiar su estatus y quedarse de manera permanente aquí en Estados Unidos”, dijo a la VOA. 

Un fenómeno en toda la región

Ramón advirtió que esos flujos migratorios no se están dando únicamente desde Centroamérica, sino que se ha visto un incremento de migrantes procedentes de Haití o Venezuela. Pese a eso, considera que este plan podría servir como programa piloto para Centroamérica y después, dependiendo de su éxito, replicarlo a otros migrantes de otros países de la región.

“La cosa sería enfocarnos en países de América Central y después ver de qué manera lo podemos implementar en otros países”, dijo.

Con todo, subrayó la necesidad de poner en marcha políticas migratorias desde el Ejecutivo estadounidense porque, según él, a medida que la situación económica se agrave en todo el mundo, es muy probable que incrementen los flujos migratorios en la frontera entre Estados Unidos y México.

(Foto: ArchivoI21) Informe21/LJ