Los reos del Rodeo II ‘Yoifre’ y ‘Oriente’ tendrían una fortuna de 2 millones de bolívares

Estas solicitudes estarían relacionadas directamente con la protección de una importante suma de dinero que se mantiene dentro del recinto carcelario, en las llamadas “caletas” de los líderes, quienes desean transferirla a otras instalaciones, según afirmaron fuentes vinculadas con las investigaciones.

Para lograr ésto, “Yoifre” y “Oriente”, los líderes de Rodeo II, necesitan del apoyo de sus familiares y amigos, en procura de que ellos saquen el dinero que queda dentro del internado judicial.

No obstante, para ello es necesario que el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, permita nuevamente el ingreso de la visita, que fue suspendida el 19 de junio.

Se conoció que la fortuna lograda por los dos pranes, a través de múltiples actividades ilícitas llevadas a cabo desde las instalaciones carcelarias de Guatire, asciende a dos millones de bolívares, dinero recaudado en un período de tres años —aproximadamente—, momento en el que asumieron el liderazgo del “carro” (grupo dominante de la cárcel).

Funcionarios del MIJ señalaron que en la última visita realizada al retén mirandino, el pasado 15 de junio, “Yoifre” y “Oriente”, supuestamente, sacaron la mayor cantidad posible del dinero con sus familias, en vista de que ya sabían que vendrían acciones por parte del Gobierno, por el violento motín escenificado en Rodeo I el 12 de junio, que dejó un saldo de 22 presos fallecidos.

Esta información fue suministrada a los funcionarios por las decenas de presos “rescatados” de Rodeo II, quienes indicaron detalles de las actividades desarrolladas por los líderes y su personal dentro de las instalaciones, al mismo tiempo denunciaron las amenazas de muerte que recibieron por parte de los pranes si “abandonaban la lucha”.

Indicaron que el control y registro del dinero es llevado por un preso conocido como “contable”. El efectivo está guardado en las habitaciones de los líderes, bajo medidas de seguridad como cajas fuertes y caletas en las paredes. Nadie tiene acceso a el, salvo contadas excepciones, personas muy cercanas a los dos pranes.

Se conoció que el capitán Gamalier Camargo, exjefe del destacamento número 5 de la Guardia Nacional, ubicado dentro del edificio carcelario, permitía, entre otras cosas como armas y drogas, el paso de cemento a Rodeo II, por ello no es de extrañar que los presos hayan guardado el dinero bajo tierra, en vista de una posible incursión de guardias nacionales.

Antes del inicio del conflicto, los “líderes negativos”, como los han llamado las autoridades, tenían previsto una gran celebración para el Día del Padre, cuyo monto ascendía a 100 mil bolívares, solamente el espectáculo musical y los efectos de luces. Esta celebración se vio frustrada por la toma del internado, el 17 de junio.

La hija de uno de los luceros indicó que la fiesta del 19 de junio contaría con la participación de los salseros Tony Vega y Pedro Arroyo, además de la “Chica Sexy de la Salsa”. Solo el espectáculo musical tenía un costo de 80 mil bolívares, sin contar los 20 mil que cancelarían por los juegos de luces. “Iba a estar buenísimo”, acotó.

Con motivo de esta celebración los prames compraron gran cantidad de alimentos y de distintas bebidas, lo que ha permitido que aguanten sin visita, ni luz, ni agua durante las dos semanas del conflicto.

Familiares han asegurado que los internos han quemado toda su ropa con el objetivo de hacer pequeñas fogatas para cocinar.

Algunos voceros han señalado que la comida se ha repartido de manera equitativa entre la población penal; sin embargo, personas allegadas a los presos han indicado —bajo el anonimato—- que la situación es crítica, porque los que no integran el “carro” no disfrutan de ningún tipo de beneficios y, sólo cuentan con lo que le llevan sus familiares.

“Mi esposo me escribió, que está bien, que se quieren entregar, pero los comandos no los dejan”, señaló la esposa de un reo, mientras que la hermana de otro recluso agregó que su familiar tiene cinco días sin probar un “bocado de comida”.

“Lo último que hicieron fue comer harina pan cruda, con sardinas y salsa de tomate, están agarrando agua de lluvia para tomar, pero ya todo eso se les acabó, están desesperados y tienen miedo de morir de hambre, además están amenazados por los líderes que los están usando como escudos humanos”, indicó.

A dos semanas del conflicto supuestamente comienzan a aparecer las diferencias entre los prames, “Yoifre” quiere deponer su actitud pero “Oriente” se mantiene firme, la población penal desea acabar con la situación, pero también temen una arremetida de la Guardia Nacional, generando un gran número de fallecidos.

Fuente: Sabrina Machado / http://www.panorama.com.ve/03-07-2011/avances/rodeo_domingo_fortuna.html

YU

Categoria: