Maestros y médicos de Honduras mantienen las protestas previo a instalar el diálogo

Maestros y médicos de Honduras mantienen las protestas previo a instalar el diálogo

Médicos y maestros de Honduras ratificaron este domingo la continuidad de las protestas para exigir mejoras de los sistemas de salud y educación, dos días antes de instalar su "diálogo alternativo ciudadano", paralelo al inaugurado el día 13 por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

"Los llamamientos a continuar con las acciones en los diferentes puntos del país están vigentes y llamamos a la población a que se siga organizando e incorporando a este movimiento", dijo a periodistas el presidente del Colegio de Pedagogos de Honduras, Edwin Hernández.

Agregó que la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, que aglutina a médicos y maestros del sector público en protesta, ha estado "trabajando intensamente" para instalar el martes el "diálogo alternativo ciudadano".

El diálogo promovido por médicos y maestros, señaló Hernández, es una "muestra de poder popular" en el que diversos sectores tendrán la oportunidad de plantear "las necesidades de los centros educativos y hospitales" para realizar "un verdadero diagnostico" de los sistemas de educación y salud.

Médicos y maestros condicionan su participación en el diálogo iniciado la semana anterior por el gobernante hondureño a que el Gobierno responda a nueve puntos planteados por ellos y que el facilitador del proceso sea un experto extranjero.

"Estos condicionamientos hasta la fecha no se han cumplido, no hemos tenido respuesta del Gobierno más que un circo que montó con activistas políticos en Casa Presidencial", subrayó Hernández.

Dijo además que el país requiere de un "diálogo de altura, verdaderamente eficaz y que busque solucionar los problemas" de los sistemas de salud y educación.

El pueblo hondureño esta "en contra de la forma de administrar el Estado, contra la privatización de los servicios de salud y educación y, por lo tanto, ya en Honduras no hay gente neutral", enfatizó.

El directivo de los maestros indicó que "no tiene sentido ir a un diálogo donde ellos mismos (el Gobierno) monitorean y lo desarrollan, entonces necesitamos la presencia de un mediador internacional que sepa mucho de políticas públicas, derechos humanos y sean imparcial".

Honduras vive hace un mes y medio una crisis social, política y económica, que afecta a miles de estudiantes de todos los niveles del sector público y pacientes que no han recibido atención en los hospitales estatales.

Las protestas de médicos y maestros, algunas violentas, comenzaron en mayo luego de que el Parlamento hondureño aprobara en abril dos decretos asociados a la transformación de los sectores de salud y educación que, según ellos, se orientaban a privatizar esos servicios y a despidos masivos de personal.

El gobernante anunció el 2 de junio la derogación de los dos decretos y la instalación de dos mesas de trabajo para el mejoramiento de la educación y la salud pública, pero los maestros y médicos continuaron firmes en sus protestas. EFE

IR

Categoria: