Manifestación en Londres a favor de un segundo referéndum sobre el Brexit

Manifestación en Londres a favor de un segundo referéndum sobre el Brexit

Los británicos contrarios a la idea de abandonar la Unión Europea están convocados este sábado a una gran manifestación en Londres para exigir la organización de un segundo referéndum sobre el Brexit.

La marcha, que se dirigirá al parlamento de Westminster, se espera ruidosa, festiva y secundada por una multitud unida en la difícil tarea de convencer a la primera ministra británica Theresa May de que convoque una segunda consulta popular sobre el resultado de sus negociaciones con Bruselas.

Hasta los perros estarán presentes: los organizadores de la llamada Marcha por el Voto de la Gente instalaron "estaciones de pipí" a lo largo del recorrido para que sus mascotas puedan acompañarlos y ladrar contra el Brexit.

Pese al ambiente festivo, el mensaje es grave: el Brexit que sus partidarios prometieron antes del referéndum de junio de 2016 —donde se impuso por 52%— no tiene nada que ver con el que se está negociando ahora.
Algunos militantes afirman que habrían votado de forma diferente si hubiesen conocido las consecuencias de salir de la Unión Europea.

"Ha llegado la hora de que la gran mayoría silenciosa y no tan silenciosa dé a conocer sus sentimientos sobre el Brexit", escribió la gran abanderada por la causa del segundo referéndum Gina Miller en el diario The Independent.

"Tenemos que gritar con una sola voz: '¡No en mi nombre!'".

El diario proeuropeo lanzó una petición en línea en la que se pide la organización de una consulta vinculante sobre el eventual acuerdo antes de la fecha prevista para abandonar la UE, el próximo 29 de marzo. Ya recogió más de 900.000 firmas.

- País dividido -

La primera ministra ha dejado muy claro que no tiene ninguna intención de permitir que se vuelva a consultar a los votantes sobre esta cuestión.

"Ahora quieren un segundo referéndum para volver a dirigirse al pueblo británico y decirle 'Oh lo sentimos mucho, creemos que se equivocaron'", lanzó Theresa May el miércoles antes las Cámara de los Comunes en Westminster.

"No habrá un segundo referéndum. La gente votó y este gobierno lo llevará a cabo", enfatizó.

Sin embargo, de momento no está nada claro qué es exactamente lo que el ejecutivo de May puede llevar a cabo.

Las alternativas que aparecen ahora sobre la mesa van de un Brexit sin acuerdo a un Brexit en el que Reino Unido mantiene una estrecha relación con la UE pero dejando de lado algunas prerrogativas.

Los reproches políticos sobre cómo llegó el país a esta situación tras dos años de negociaciones están dejando a May cada vez más sola, criticada por la oposición y, sobre todo, por prominentes figuras de su propio partido.

Pero no es seguro que una segunda consulta deshaga el entuerto: las encuestas sitúan a los partidarios de permanecer en la UE y a los de irse en torno al 50%.

La última gran marcha hacia el parlamento británico para pedir un nuevo referéndum reunió a unas 100.000 personas y los organizadores esperan que esta sea mayor y cuente con seguidores de todos los grandes partidos procedentes de todos los rincones del país.

"Más de 150 autocares traerán a gente desde pueblos y ciudades de cada región", prometieron.
Entre los oradores previstos están el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, que participará en la marcha, y la exestrella del fútbol Gary Lineker —que jugó en los años 1980 en el FC Barcelona— quien mandará un mensaje de apoyo por video.

Las organizaciones que representa a los cerca de 3,4 millones de ciudadanos europeos residentes en Reino Unido y a los dos millones de británicos que viven en otros países europeos participarán en la marcha unidos bajo una misma bandera.AFP

IR

Categoria: