Marabinos aprenden sobre neurogastronomía con Merlín Guessen

Marabinos aprenden sobre neurogastronomía con Merlín Guessen

La oferta gastronómica ha crecido grandemente en Maracaibo así como el comensal ha aprendido también a disfrutar cada vez más su variedad. Para enriquecer ese aprendizaje cuentan ahora los marabinos con una herramienta que les permite convertir esa experiencia culinaria en algo extraordinario. Y la vivencia no solo tiene lugar en establecimientos comerciales sino también en la mesa hogareña.

Se trata de la neurogastronomía, concepto que su principal exponente en el país considera que “no es algo nuevo, existe desde que el hombres es hombre. Es la intención que se tiene de que la comida es sabrosa y por ello se decide disfrutarla en torno del placer y no de la alimentación, porque se le percibe como un consentir diario”. Así lo aclaró el caraqueño Merlín Gessen, chef, investigador y docente gastrónomo, en reciente visita a la capital zuliana.

“Desde la prehistoria el hombre descubrió el sabor de los alimentos a la brasa, según estudiosos (...) Y evolucionamos gracias a que conocimos la cocina y la empezamos a conocer cada vez más por placer, al agregarle elementos”, agregó.

El experto prosiguió: “Decir que la neurogastronomía es algo novedoso es obviar que esa ha sido la razón de ser de por qué nos alimentamos, de por qué una madre decide dar una comida a un niño y no otra. Las madres son expertas en neurogastronomía. Su comportamiento de ánimo como amor absoluto al suministrarnos la comida influye en la transformación de nuestro estado de ánimo. Es toda una noción de sicología detrás de la comida”.

La aplicación de estos conceptos de sicología y medicina a la cocina profesional ha sido tarea de este egresado en gerencia de hoteles, restaurantes y cocinas, en 1996, en Canadá, quien desde 2012 comenzó a exponer los resultados de sus investigaciones “a todos los venezolanos y diseñamos, entonces, la neurogastromía aplicada, e iniciamos dictando talleres a jóvenes cocineros, en pequeños grupos”.

Enfatizó sobre “el placer máximo que se puede lograr sentado en una mesa con la persona que se tiene al frente”.

En ese sentido, puntualizó sobre la influencia de la apariencia y los sabores y olores de la comida, del color y detalles de la vajilla, de todos los factores del entorno, del trato por parte de quienes atienden al cliente... en la experiencia del comensal.

De allí la necesidad de enseñar “estrategias para garantizar la experiencia más intensa desde el punto de vista emocional, porque la gente no va a los restaurantes a alimentarse sino a recrearse. Por eso, todo lo relacionado con la comida, con el espacio donde se realice, tiene que emocionar”.

La formación sobre la herramienta de manera sistemática la viene realizando Gessen en Maracaibo desde este año. Su balance reporta 150 personas formadas en dos visitas.

Cocineros, sommeliers, chefs, baristas, demás empleados y dueños de hoteles, restaurantes y cafés, así como comensales de la región han participado en los talleres que imparte el especialista, invitado por Americas Consulting.

Miguel Robles y Dony Villalobos, representantes de la consultora gastronómica marabina, informaron que los próximos talleres se realizarán el próximo febrero. “Duran cinco horas y se dictan martes y miércoles”, puntualizó Robles.

“La intención es entregar el primer taller al mayor número de personas cada vez que venga, complementar con el segundo nivel y luego con el tercero, y que dentro de un año una persona haya recibido 36 horas de formación”. dijo Gessen.

Fuente: Panorama

PS

Categoria: