MP investiga el asesinato de dos indígenas en un estado fronterizo con Colombia

El Ministerio Público de Venezuela (MP, Fiscalía) designó hoy a dos fiscales con competencia en protección de los derechos fundamentales en materia indígena para investigar el asesinato de dos indígenas Wayúu en el municipio Alta Guajira, del estado Zulia, fronterizo con Colombia.

"Los fiscales coordinan las diligencias de investigación que llevan a cabo efectivos de la Dirección de Contrainteligencia Militar, quienes se presentaron en el lugar del hecho para colectar evidencias", dijo la Fiscalía venezolana en un comunicado.

En el escrito se informa que en la tarde del sábado pasado los ciudadanos Henry Silva y Elbert Ramírez, pertenecientes a la comunidad indígena Wayúu, recibieron varios disparos cuando se encontraban en el sector Neima, del municipio zuliano Alta Guajira.

Los nombres no coinciden con los mencionados el domingo por medios colombianos que indicaron haber recibido la denuncia del asesinato, supuestamente por parte de la policía militarizada de Venezuela, de los indígenas Dáiver Fernández y Henry Ipuana, que se trasladaban en una motocicleta en territorio venezolano.

El señalamiento a los policías venezolanos como responsables de estos crímenes lo realizó Milithza Ramírez, que se identificó como familiar de los asesinados ante los medios colombianos.

Según la versión de los medios colombianos, los testigos del hecho, que denunciaron lo ocurrido ante la Defensoría regional del departamento de La Guajira (norte), afirmaron que las víctimas recibieron disparos de fuego por la espalda por parte de presuntos integrantes de la Guardia Nacional venezolana (policía militarizada).

La Defensoría del Pueblo de Colombia rechazó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el asesinato de estos indígenas Wayúu, organismo al que pidió "un pronunciamiento oportuno con medidas cautelares de protección por las agresiones contra ciudadanos en la frontera con Venezuela".

Las denuncias de asesinatos se producen a poco más de un mes de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenara el cierre fronterizo en seis municipios del occidental estado Táchira tras denunciar el ataque de supuestos paramilitares colombianos contra militares venezolanos y un civil.

Días después decretó el estado de excepción en esta zona y a lo largo de este último mes se ha ido extendiendo esta medida a los municipios fronterizos Zulia y Apure, decisión que, aseguró Maduro, ha servido para luchar contra la violencia y el contrabando en esta frontera y de la que responsabiliza en parte a Colombia.

A día de hoy son ya 23 municipios, la mayoría de ellos fronterizos con Colombia, en los que se aplica el estado de excepción, lo que abarca alrededor de dos terceras partes de los 2.219 kilómetros fronterizos que comparte con Colombia.

Maduro se encuentra reunido hoy en Quito con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, para abordar esta crisis fronteriza con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).EFE

Categoria: