Un muerto en explosión en centro nuclear de Francia, "sin escape radiactivo"

"Según las informaciones preliminares se trató de una explosión en un horno que sirve para fundir los desechos radiactivos metálicos de baja o muy baja actividad", indicó la ASN, que activó su centro de emergencias poco después del mediodía local y anunció el envío de "inspectores" a la planta.

"Un primer balance dio cuenta de un muerto y cuatro heridos, uno de ellos grave", indicó la ASN en un comunicado difundido tras el accidente que según la prensa local se produjo a las 11H45 locales (09H45 GMT).

"No se produjeron emanaciones al exterior de la instalación", precisó la ASN.

El ministerio francés del Interior dijo que no se procedía a ninguna evacuación o confinamiento de los empleados de la instalación.

"Ninguna medida de confinamiento o de evacuación" de los empleados de la planta "ha sido necesaria" en el complejo nuclear de Marcule, indicó esa cartera.

Los heridos "no fueron contaminados" y el fallecido "murió en la explosión", agregó Interior.

Un portavoz de EDF aseguró a la AFP que fue un "accidente industrial. No es un accidente nuclear".

Precisó que "en esos hornos, hay dos tipos de desechos: los desechos metálicos (válvulas, herramientas, etc) y los desechos combustibles (guantes o monos de trabajo de los técnicos)".

EDF agregó que el "incendio desatado por la explosión fue controlado".

Este centro de tratamiento de desechos de baja actividad (Centraco) está ubicado en la comuna de Codolet y depende de la planta nuclear de Marcule, en el departamento francés del Gard.

Tras la explosión las acciones de EDF en la bolsa de París cayeron hasta casi un 8%.

Francia obtiene el 75% de la electricidad que consume de los 58 reactores distribuidos en 19 plantas nucleares.

La organización ecologista Greenpeace reclamó a las autoridades franceses "total e inmediata transparencia" sobre lo ocurrido en la planta de Centraco.

"Es indispensable que la población local sea informada en tiempo real sobre la situación y los eventuales escapes radiactivos", sostuvo Yannick Rousselet, responsable de esa organización en Francia.

Rousselet puntualizó que esa planta no "fue considerada en las auditorías de las instalaciones nucleares solicitadas por el gobierno ni en las últimas inspecciones de la Autoridad de Seguridad Nuclear".

"Esto muestra una vez más que Francia no aprendió la lección de Fukushima", sostuvo Greenpeace en un comunicado el lunes, cuando se cumplen seis meses del accidente de la central nuclear japonesa.

"No debemos perder nuestro sentido de la urgencia", declaró el presidente de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, al abrir horas antes en Viena una reunión de gobernadores en la que instó a los países a no bajar la guardia en materia de seguridad nuclear. AFP

Categoria: