Nadie responde por los electrodomésticos que se dañan con los apagones

Quedar un rato sin energía eléctrica ya no asombra a los habitantes del barrio La Coromoto de Naguanagua, porque ocurre con bastante frecuencia, el temor de los vecinos es porque cada vez que se repone el servicio llega con mayor potencia de la normal y esto les daña los electrodomésticos.

Este viernes esa comunidad formó parte de los sectores a los cuales Corpoelec les suspendió el servicio, por lo que no tenía luz. Como se avisó a través de la prensa a los moradores de la barriada no los tomó por sorpresa la medida.

Al ser consultados algunos vecinos al azar, coincidieron en señalar que el mayor problema que presentan es que se les queman los aparatos y así se quedan, pues Corpoelec no responde por estas averías. Varios comentaron que se han acostumbrado a dejar las neveras y demás electrodomésticos enchufados cada vez que se suspende el servicio, por temor a que se les dañe con una subida de potencia de luz.

Fuente: El carabobeño

AJV

Categoria: