Nobel de la Paz a disidente chino preso Liu Xiaobo, pese a indignación de Pekín

El juicio se celebró en diciembre de 2009 y el disidente fue condenado a 11 años de cárcel, por tentativa de "subversión del poder del estado". El rigor de la sentencia levantó una ola de protestas internacionales. El viernes, después del anuncio del Nobel, la reacción de China no se hizo esperar. El portavoz de la cancillería en Pekín, Ma Zhaoxu, recalcó en un comunicado que "Liu Xiaobo fue hallado culpable de violar la legislación china" y sostuvo que las acciones del disidente "son contrarias a los objetivos del Premio Nobel de la Paz". "Al atribuir el galardón a esta persona, el Comité Nobel ha violado y blasfemado ese premio", añadió.

La esposa del disidente, Liu Xia, se declaró en cambio "encantada" por la noticia, y agradeció a todos quienes apoyaron a su marido, incluyendo al Dalai Lama, líder del budismo tibetano, cuya obtención del Nobel de la Paz en 1989 había provocado igualmente la cólera del gobierno chino.
El Premio Nobel de la Paz se entrega tradicionalmente en Oslo el día 10 de diciembre, y se ignora quién representará a Liu.
"¿Quién estará presente en la ceremonia? Aún lo ignoramos", dijo el presidente del Comité Nobel.

China había advertido ante la eventualidad de que Liu fuera galardonado, que consideraría como un "gesto inamistoso" que el gobierno noruego lo felicitara.
Pero eso no amilanó al primer ministro del país nórdico, Jens Stoltenberg.
"Quiero felicitar a Liu Xiaobo, que obtuvo el Premio Nobel de la Paz por su compromiso con la democracia y los derechos humanos", indicó Stoltenberg en un comunicado.
Tras el anuncio, Francia y Alemania pidieron la inmediata liberación del disidente.

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional llamó por su lado a "reforzar la presión internacional para que Liu y los numerosos presos políticos chinos sean liberados".
En 2009, el Nobel de la Paz fue atribuido al presidente estadounidense Barack Obama, menos de seis meses después de llegar al poder, y pese a las dos guerras que libra su país, en Irak y Afganistán.

Liu Xiaobo, intelectual y figura de la disidencia china

Retrato de Xiaobo en una protesta prodemocrática en Hong Kong

El encarcelado disidente chino Liu Xiaobo, galardonado este viernes con el Premio Nobel de la Paz 2010, es un intelectual de renombre que participó activamente en 1989 en el movimiento democrático de la plaza de Tiananmen.

Liu, 54 años, purga una pena de 11 años de cárcel por tentativa de "subversión del poder del estado", después de haber impulsado la "Carta 08", un texto que reclama que China comunista avance hacia la democracia.

En 1989, al regresar de EEUU, donde había enseñado en la Universidad de Columbia de Nueva York, Liu, profesor de la Universidad de Pekín, participó activamente en el movimiento de Tiananmen.

Fue detenido un año después de la sangrienta represión de ese movimiento, y permaneció tras la rejas un año y medio sin haber sido condenado. Entre 1996 y 1999, fue enviado a un campo de "reeducación por el trabajo" por haber reclamado una reforma política y la liberación de los participantes de Tiananmen aún detenidos.

Fue excluido de la Universidad y se convirtió en uno de los animadores del Centro independiente Pen China, un movimiento de escritores, conservando un estrecho contacto con el mundo intelectual. Censurado en China, Liu difunde su obra en Hong Kong. En una de sus últimas entrevistas, manifestó su esperanza de una progresiva democratización de China.

"Se va a avanzar muy lentamente, pero no será fácil contener las demandas de libertad tanto de la gente común como de miembros del Partido (comunista)", dijo Liu. El flamante Premio Nobel está casado y es padre de dos hijos. Días pasados, el gobierno chino había manifestado oficialmente su oposición a que se le atribuyera el Premio Nobel. AFP

Categoria: