Nueva prueba médica puede detectar el mal de Alzheimer en su fase más inicial

Mediante esa nueva prueba médica, que analiza los niveles de proteínas en el líquido espinal, los científicos consiguieron predecir con una exactitud del 87 por ciento a qué pacientes con problemas de memoria iniciales y otros síntomas de deterioro cognoscitivo sería diagnosticado el mal de Alzheimer.

"Con este test podemos detectar de manera fiable el mal de Alzheimer y dar seguimiento a esta enfermedad", afirmó Leslie Shaw, del Departamento de Medicina de la Universidad de Pensilvania.

Esta científica considera que la prueba permitirá someter a un tratamiento en una fase temprana a los pacientes con el riesgo de desarrollar esta enfermedad y facilitará la búsqueda de soluciones que retrasen o incluso frenen la degeneración neurológica.

Shaw y sus colegas se propusieron crear una prueba estandarizada que se centre en los niveles de dos proteínas "clásicas" asociadas con el Alzheimer: los péptidos beta-amiloides y tau.

El Alzheimer es la manifestación más común de la demencia y se caracteriza por la pérdida progresiva de memoria y otras facultades mentales, las cuales, sumadas a otras degeneraciones orgánicas, provocan la muerte del paciente.

La acumulación excesiva en el cerebro de proteínas beta (en forma de placas beta-amiloide) y tau (en forma de nudos tau) representa la manifestación física del Alzheimer.

El equipo científico analizó pruebas de líquido espinal de 410 pacientes de 56 lugares de EE.UU. y Canadá que formaban parte de un extenso estudio sobre el mal de Alzheimer.

También evaluó análisis de voluntarios con un estado cognitivo normal y de personas fallecidas y que habían sufrido el mal de Alzheimer, si bien en este caso se utilizaron pruebas de las autopsias.

En el 95,2 por ciento de los casos el test descartó las posibilidades de desarrollar el mal de Alzheimer, y en el 81,8 por ciento predijo que las personas con un deterioro cognitivo leve iban a desarrollar la enfermedad. (EFE)

Categoria: